Teabagging: Dar placer oral masculino tiene un nuevo método

Llega una nueva forma de sexo oral masculino inspirado en las bolsitas de té. ¡Descubre todo sobre el teabagging!

por , il

    Teabagging: Dar placer oral masculino tiene un nuevo método

    En el sexo también hay tendencias y la última se llama teabagging, un nuevo método de placer oral masculino que se inspira en la preparación del té con bolsitas para realizarlo. Promete placer intenso para tu chico. ¿Quieres saber más? Si te interesa, sigue leyendo porque te lo contamos todo.

    Pero ¿qué es el teabagging?

    La idea del teabagging es hacer sexo oral en los testículos de forma similar a la preparación de un té. Te has quedado a cuadros ¿verdad?

    Al igual que introduces la bolsita de té en la taza cuando lo preparas, la idea es ‘hacer el té’ con los testículos del hombre, es decir, que el escroto se introduzca en la boca para que pueda ser succionado. ¿Ahora sí lo pillas?

    Está claro que el nombre escogido para esta ‘nueva’ práctica sexual es una simple metáfora, pero lo cierto es que es una imagen muy ilustradora. Por cierto, hemos entrecomillado ‘nueva’ porque la verdad no podemos creer que esta práctica sexual no se hubiera realizado por alguna pareja intrépida con anterioridad en los juegos preliminares masculinos, aunque eso sí, nadie antes le había puesto un nombre tan ilustrativo. Además, ¡cómo no!, el teabagging fue nombrado hace años en Sexo en Nueva York (teabagging en versión inglesa y hacer el té en la española). ¡Mira y comprueba!

    Cómo hacer un teabagging

    como hacer un teabagging

    La postura de la pareja es clave para que el teabagging sea un éxito y es que las poses tradicionales para el sexo oral masculino no son las más adecuadas. Ahora la mujer (o el hombre) se queda acostada boca arriba en la cama y la pareja masculina se debe colocar de rodillas frente a ella para que los testículos cuelguen frente a su boca y ella pueda practicarles sexo oral. Por supuesto, podéis probar con la postura que os apetezca.

    Comienza con pequeños lametones y besos en el escroto para estimular a tu chico y jugar un poco para ver hasta qué punto está dispuesto a probar el tabagging. Recuerda que cualquier práctica sexual es voluntaria, tanto para tu chico como para ti, así que si no estáis disfrutando, lo mejor es parar y seguir con algo con lo que os sintáis cómodos.

    Si la cosa marcha bien, abre tu boca e introduce su testículo en ella, succionando levemente ¡sin morder!. Por favor, esto último es muy importante y es la misma regla que el sexo oral tradicional. ¡No lo olvides! Si no lo tienes claro, mira esta guía para practicar sexo oral de la mejor forma.

    Por cierto, tus manos quedarán libres para tocarle el pene o cualquier parte del cuerpo que te apetezca ¡Tú también puedes disfrutar de darle placer! Además, el teabagging es un juego más de los preliminares de pareja, así que después tu puedes disfrutar de un buen cunnilingus. ¿Qué te parece la idea?

    ¿Le gustará a tu chico?

    teabaggig le gusta a los hombres

    No lo sabrás hasta que no lo pruebes, pero lo más probable es que le derritas de placer con el teabagging. Hay hombres que se resisten a que incluso les toquen los testículos, pero si alguna vez los has tocado o lamido y has sentido que se excita en esa zona genital, probablemente disfrutará al 100% del teabagging.

    Por cierto, si por casualidad te molestan un poco los pelos, quizás puedas pedirle a tu chico que se depile los testículos antes de probar el teabagging, todo dependerá de tu sensibilidad bucal.