Tecnosexual: El fetiche que une la estética con la tecnología

La tecnología está muy presente en nuestras vidas. Tanto que incluso puede resultar algo estético. Si quieres conocer los detalles, no te pierdas el artículo.

por , il

    Tecnosexual: El fetiche que une la estética con la tecnología

    El término tecnosexual en sus inicios denominaba a aquellas personas que sienten atracción sexual por las máquinas. Pero hoy en día ha evolucionado mucho el significado de esta palabra llegando a ser solo algo estético y muy de moda. Los hombres tecnosexuales son una evolución de los metrosexuales que empezaron a cuidar su estética de un modo al que hasta entonces no estábamos acostumbradas. A continuación te descubrimos todo sobre este fetiche que une tecnología y estética.

    ¿Qué significa ser tecnosexual?

    El término tecnosexual se utiliza para denominar a aquellos hombres que no solo están a la última en cuanto al cuidado de su físico sino que además tienen una gran relación con la tecnología.

    Todo comenzó con el futbolista bechkam quien con su estilo transgresor, acuñó el término metrosexual como un hombre que cuidaba de su aspecto pero no por ello era femenino sino que se convertía en un símbolo sexual para las mujeres a través de cuidados hasta el momento impensables en los hombres como la depilación, el cuidado de la salud de la piel o el uso de determinadas joyas.

    Este tipo de hombre, se hizo muy popular durante los primeros años del siglo, convirtiéndose incluso en un icono o modelo a seguir por la mayoría de hombres. Consiguiendo así cambiar el modelo masculino y haciendo aparecer múltiples cosméticos para hombres que eran muy demandados por este tipo de chicos.

    El tecnosexual además de todo este cuidado por el aspecto físico y el cuerpo posee además un cuidado tecnológico. Es decir, debe estar totalmente actualizado y hacer uso de la tecnología para todos los aspectos de su vida. Este cuidado por la tecnología es lo que le infiere su atractivo y lo diferencia del mero metrosexual.

    Un claro ejemplo de este tipo de metro sexual moderno o tecnosexual que está a la vanguardia en las nuevas tecnologías y que las explota en beneficio de su atractivo personal sin descuidar el cuerpo es el jugador sueco  Fredrik Ljungberg quien dispone de los últimos modelos de telefonía, ordenadores y jamás aparece en el campo de juego sin uno de sus tantos reproductores mp3 de diseño.

    Cuestión de modas

    La tecnosexualidad es un estilo de moda en auge. Que no indica ni mucho menos que la tecnología sea un complemento capaz de hacerte más atractivo. Del mismo modo, que un bolso puede realzar tu combinación de ropa, pero no va a hacer que atraigas a alguien solo por llevarlo puesto, el hombre tecnosexual busca este tipo de complemento realzador en la tecnología. Si conoces a algún hombre tecnosexual lo que debes hacer es no dejarte llevar por la modernidad o el estilo de vida que pueda representar y preocuparte por conocerlo más en profundidad. Así que, ya sabes si tienes una cita tecnosexual, aparca el teléfono móvil y conoce bien a la otra persona.