Navidad 2016

Tickling: 3 formas de excitar a tu chico con cosquillas eróticas

Tickling: 3 formas de excitar a tu chico con cosquillas eróticas

Aprende las diversas técnicas que hay para practicar el 'tickling', las cosquillas eróticas que prometen magnificar el placer.

por en Libido, Pareja, Placer, Consejos Pareja
Última actualización:
    Tickling: 3 formas de excitar a tu chico con cosquillas eróticas

    La knismolagnia también conocida como tickling no es otra cosa que encontrar placer o excitarse con las cosquillas. Pero no valen de cualquier tipo, hay diversas técnicas con las que puedes experimentar. Aquí la idea no es partirse de risa, sino crear un momento de tensión erótica, ya sea a modo de preliminar o como práctica única. Así que toma nota porque vas a querer experimentar con ellas esta misma noche.

    Las cosquillas pueden provocar varias sensaciones diferentes. Hay personas que las detestan y otras que las adoran. Sin embargo, existe un nuevo tipo de cosquillas, y son las eróticas. Este tipo de prácticas consiguen despertar los centros del placer en el cerebro, igual que la risa, y hace que segregue endorfinas. Así que son el trampolín perfecto para activar el deseo y conducirte hacia una práctica mucho más intensa.

    Para conseguir todo esto, basta con que empieces a experimentar con ciertas partes de tu cuerpo y del de tu pareja. Si quieres una pista, las zonas más sensibles a las cosquillas suelen ser el cuello, la nuca, las ingles, los pezones o la parte de detrás de las orejas. Los costados y las plantas de los pies también son buenos lugares por los que empezar, incluso la espalda es una estupenda opción.

    Hay tres formas básicas de probar las cosquillas sexuales. Pero lo más importante es que utilices tu imaginación y te dejes llevar por las sensaciones que ese leve contacto te produce en la piel. Apunta:

    1. Plumas o plumero. No vale cualquier pluma que encuentres o el plumero de limpiar el polvo.

      Recurre a una pluma específica para esta práctica. Es muy fácil encontrarlas en las sex-shops y tendrás multitud de modelos, colores, tamaños y formas entre las que elegir.

    2. Vibradores. Ya sabes que hay muchos tipos diferentes, pero todos ellos te servirán para este propósito. Da igual que sean anillos, dedales o modelos más típicos. Su movimiento, suave y continuo, hará que se despierten los centros de placer de todo tu cuerpo.
    3. Nata o chocolate. También sirve la pintura comestible e incluso un hielo. Lo importante es que se mezclen las sensaciones que transmiten el roce de los dedos y la lengua en la piel. Podrás explorar cada rincón del cuerpo de tu pareja mientras pasas un rato de lo más divertido.

    No te pierdas: 5 fantasías de 50 sombras de Grey y 5 juegos eróticos para despertar la pasión en tu pareja.

    539

    ESCRITO POR PUBLICADO EN LibidoParejaPlacerConsejos Pareja

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares