Tipos de caricias: ¡Sorpréndete!

Existen muchos tipos de caricias. ¿Quieres saber cuáles son las que más les gustan a los hombres? Pues no pierdas la oportunidad y toma nota de cada una de ellas, le conquistarás...

  • Comenta
Caricias

¿Sabes distinguir los diferentes tipos de caricias? Pues deberías, no sabes la de cosas que se expresan con el lenguaje no verbal y que no somos capaces de entender. Pero aparte de esto, hay otra cuestión muy importante… ¿sabes dejarte acariciar? Y es más… ¿sabes dar caricias? ¡Es hora de que lo intentes, disfrutarás mucho más con tu pareja!

Si te paras a pensar hay muchas partes de su cuerpo que puedes acariciar: la cara, los labios, la espalda, los genitales, los muslos, los pies… y no siempre te tienes que ayudar de las manos.

Ten en cuenta que las caricias las podemos clasificar en dos tipos:

  • Caricias que son necesarias. Desde pequeños necesitamos el contacto con nuestros seres queridos. Este contacto físico nos da apoyos psicológicos y nos aporta bienestar, además de fortalecer nuestros sentimientos.
  • Caricias adultas: Buscamos una intimidad diferente con la pareja. El deseo, las fantasías y el disfrute es lo que queremos conseguir con ellas.

Con ellas no siempre queremos mostrar los mismos sentimientos. Para eso toma nota de cada zona y lo que trae consigo una caricia tuya:

  • En la cabeza o en pelo: Le provocarás un sentimiento de relax y tranquilidad. A pocas personas no les gusta que nos enredemos en su pelo durante un ratito. Mostrarás tu interés por que esté a gusto y disfrute de esos momentos.
  • Labios: Si te has empeñado en masajear sus labios con los tuyos o con la lengua, la cosa cambia. Le transmitirás el sentimiento del deseo. Resultará muy excitante para determinadas ocasiones, ¡pruébalo!
  • En la espalda: Es una de las zonas que más placer le da a una persona. Todo depende de cómo des esas caricias. De forma suave con las yemas de los dedos o mediante los labios, los besos o la lengua. Cada una tiene su momento.
  • En los genitales: Claramente le estás incitando al acto íntimo. Deja a un lado los tabús y lánzate a probar cosas nuevas. Los muslos o los pezones son otras partes del cuerpo que puedes estimular mediante las caricias y jugar un poco.

Aparte de éstas, hay muchas más zonas que puedes explorar y descubrir lo que significan para él. No lo pienses más y déjate seducir por el arte de acariciar. Piensa que muchas veces vale más una caricia a tiempo que unas bonitas palabras. ¡Aprovéchalo y haz que tu chico disfrute contigo!

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

Más noticias sobre:

viernes 10/12/2010 escrito por Marta Peñalva en ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba