Tipos de chantaje emocional en una relación de pareja

El chantaje emocional es una forma de maltrato muy extendida entre las relaciones de pareja. Te contamos todos los tipos.

por , il

    Tipos de chantaje emocional en una relación de pareja

    Tendemos a restarle importancia, pero el chantaje emocional es uno de los motivos de destrucción de muchas parejas, ya que supone una forma de culpabilización hacia el otro que acaba minimizando su autoestima y la autenticidad que tienen las verdaderas relaciones sanas. De hecho, el chantaje emocional es un tipo de maltrato psicológico. Te contamos cuáles son las formas de chantaje emocional más comunes.

    Chantaje emocional cero

    El respeto mutuo es la base de cualquier relación de pareja y relacionarse mediante chantajes emocionales supone una falta de amor y comprensión hacia el otro intolerable, haciéndolo sentir culpable por determinada cosa, situación o estado de ánimo de su pareja, de forma que la vincula constantemente a sentimientos negativos de dependencia emocional.

    Sin embargo, desgraciadamente es una de las formas más comunes de maltrato psicológico en muchas relaciones, incluso en aquellas en el que la violencia no es detectada a simple vista. Por ello, es importante que toda la sociedad conozca cómo son los tipos de chantaje emocional, tanto para aprender a detectarlos a tiempo como para no hacerlos. Toma nota de los tipos de chantaje emocional más habituales:

    El autosacrificio

    Es una de las formas más usuales de chantaje emocional, con la que muchas parejas utilizan para conseguir sus objetivos. Se trata de hacer creer al otro que se ha hecho un gran sacrificio por él, de modo que siente que le debe algo. Por ejemplo, decirle a tu pareja que no has ido con tu hermana al cine para pasar tiempo con ella, cuando en realidad no te apetecía el plan con tu hermana.

    Es un tipo de chantaje con mucho impacto emocional y es tan efectivo que muchas personas pueden llegar a fingirlo abruptamente para que sus parejas sientan apego emocional hacia ellas.

    Chantaje económico

    Si tu pareja te recuerda constantemente aquella vez que te invitó a unas copas como si le debieras un favor, estate atenta porque puede estar incurriendo en un chantaje económico. Se trata de un chantaje emocional común en el que un acto de aparente generosidad en donde el aspecto económico está involucrado se convierte en una forma de hacer culpable al otro y minimizarlo en la relación.

    Chantajes sobre las necesidades básicas

    Muchas parejas aluden a que no se están cumpliendo sus “necesidades básicas” como forma para atraer la atención constante y dependiente del otro. De hecho, este tipo de discurso se percibe tan racional que la otra persona no suele tener argumentos para rebatirlo. Es claro que debemos tener comunicación con nuestras parejas cuando algo no nos parezca bien, pero eso no significa que podamos hacerles responsables de nuestra felicidad absoluta. Las necesidades básicas sólo las puede cubrir uno mismo.

    Gaslighting

    Está catalogado como una forma de violencia psicológica y es el tipo de chantaje emocional más común en situaciones de maltrato. El gaslighting se trata de hacer creer a la pareja que sus opiniones, intuiciones, sentidos, creencias, razonamientos, actos… son erróneos, anulando poco a poco su voluntad hasta que se convierte en una persona totalmente dependiente de la persona maltratadora, quien se siente el dueño de su pareja.

    Amenazas de suicidio

    No sólo es un tipo de chantaje emocional, sino que además puede estar conllevado por un trastorno de la personalidad. Generalmente se produce en situaciones de ruptura, como último recurso para hacer que la pareja permanezca al lado del chantajeador. Puede llegar a convertirse en una terrible realidad, así que en estos casos lo mejor es buscar ayuda profesional.

    Temas tabú

    Cuando un problema se ha convertido en un tema tabú en una pareja por su imposibilidad de afrontarlo, puede derivar en una situación de chantaje emocional cuando frente a terceros se hace notar o mediante sutiles palabras una de las personas de la pareja decide hacer culpable al otro. Es un tipo de chantaje emocional sutil que puede incluso llegar a dañar el autoestima de la persona chantajeada.

    Sobreprotección

    La sobreprotección es una manera de chantaje emocional muy común debido a las convenciones sociales que aluden a la protección del hombre hacia la mujer. Se trata de la interiorización y naturalización de que uno de los miembros de la pareja debe proteger al otro en todo momento, lo que le convierte en la práctica en el controlador de su pareja, dejando a esta en una situación de dependencia y vulnerabilidad emocional con el paso del tiempo.

    Si piensas que sufres chantaje emocional es el momento de pedir ayuda profesional a un psicólogo para que te oriente sobre cómo enfrentar esta situación.

    Y si eres tu la persona que chantajea emocionalmente a su pareja, es el momento de mirarte al espejo, empezar a respetar a tu pareja y comenzar a aprender a amar a tu pareja con letras mayúsculas. Por cierto, si no sabes hacerlo, también puedes buscar ayuda con un profesional psicológico. Es un buen primer paso para conseguir ser otro tipo de persona.

    Quizás también te pueda interesar: Micromachismos: Frases y situaciones del día a día y La desigualdad de género: Cómo se manifiesta en las relaciones