Navidad 2016

10 bombas calóricas que parecen sanas pero no lo son

10 bombas calóricas que parecen sanas pero no lo son
por en Alimentación, Nutrición, Salud de Mujer, alimentación sana, Consejos Salud
Última actualización:

    bombas caloricas

    Cuando comemos fuera de casa hay que vigilar que el menú elegido no se traduzca en un exceso de calorías. Vamos a ver cuáles son las 10 bombas calóricas que parecen sanas pero no lo son, 10 platos que conviene que elijamos con moderación o que sustituyamos por otros más saludables y con menos calorías.


    Hay algunos alimentos, o combinaciones de alimentos, que aunque en apariencia parecen saludables, en realidad no lo son tanto por su elevado contenido en calorías. Y esto es algo que hay que tener en cuenta, especialmente cuando se come fuera de casa y cuando se está a dieta o, al menos, se trata de mantener el peso ideal con una dieta sana, nutritiva y baja en calorías. Vamos a ver cuáles son esas 10 bombas calóricas que, aunque en el menú del restaurante parezcan más saludables, en realidad pueden desequilibrar nuestra dieta y hacernos sumar calorías innecesarias.


    Aunque, a simple vista, no lo parezca, estos alimentos pueden contener muchas calorías. Comprueba siempre los ingredientes a la hora de elegir un menú o plato:

    1. Ensaladas de pollo: Aunque es cierto que la carne de pollo es ideal a la hora de seguir una dieta, no hay que olvidar que su preparación puede sumarle calorías. En función del restaurante, o del tipo de menú, la ensalada puede llevar, entre otros ingredientes, tocino o cebolla frita. Antes de pedir la ensalada de pollo, consultar con detalle todo los ingredientes que se han utilizado.
    2. Cebolla, mejor sin salsa: La cebolla, aunque sea un vegetal, también puede añadir calorías a la dieta, en concreto, si la preparamos frita o con salsas. La forma de preparar la cebolla puede aumentar hasta diez veces las calorías de una cebolla cruda. Es mejor pedir cebolla, sin salsa ni aderezos.
    3. Alitas de pollo, sin piel y a la parrilla: Las alitas de pollo son uno de los alimentos más típicos de las comidas y platos rápidos. Sin embargo, en comparación con otros alimentos , las alitas de pollo son menos calóricas. El problema radica en la cantidad de sal que se le añade para su preparación y en la salsa que la acompaña. Si no puedes resistirte al sabor de las alitas de pollo, evita la piel y elige siempre que sean a la parrilla.
    4. Smoothies, cuidado con los azúcares: Los batidos de yogur y frutas son deliciosos y se componen de ingredientes que, en principio, ayudan a mantener el peso.

      Pero cuidado, porque en los restaurantes a menudo se sirven batidos hechos con helado, leche y una gran cantidad de azúcar. Sería mejor preparar los batidos uno mismo, utilizando yogur natural y fruta fresca, para que realmente sea un alimento que nos ayude a mantener el peso ideal.

    5. Sandwich con ensalada de atún: Fundamental, evita el queso y la mayonesa. El sandwich en sí no engorda, el problema so los aderezos, como la salsa de mayonesa, lo que se puede traducir en una bomba calórica de 700 calorías.
    6. Alimentos con berenjenas: Las berenjenas tienen muy pocas calorías, pero hay que saber sacarle partido a este alimento. Por ejemplo, una ensalada de berenjenas y cebolla cruda tiene menos de cien calorías, pero si la combinamos con queso parmesano y alguna que otra salsa puede llegar a superar a multiplicar sus calorías y dar al traste con nuestra dieta.
    7. Pizza: La masa de la pizza puede ser un problema en cuestión de dieta. Esto es debido tanto al grosor de la masa como al número excesivo de ingredientes, especialmente la carne. Un pequeño truco: antes de comer la pizza, tome un buen plato de ensalada, ya que de esta manera nos llenaremos antes y evitaremos comer demasiada pizza y, con ello, un exceso de hidratos de carbono. Y si tienes que elegir, mejor una pizza margarita.
    8. Hamburguesa con condimentos: Estar a dieta no significa que tengas que renunciar a tomar una deliciosa hamburguesa. El secreto está en la elección de los ingredientes, por ejemplo, optando mejor por una hamburguesa de pavo -prueba las hamburguesas vegetarianas-, evita el exceso de condimentos y el queso.
    9. Gambas a la plancha: Las gambas, en sí, son bajas en calorías, salvo que las acompañemos de salsas preparadas con mantequilla (grasa, sal) y otros ingredientes calóricos.
    10. Comida china: Preparada al estilo tradicional, la comida china no tiene muchas calorías. Sin embargo, los restaurantes chinos occidentales tienden a utilizar mucha carne y una gran cantidad de aceite, por lo que corremos el riesgo de tomar demasiadas grasas.

    También te puede interesar: Comer fuera de casa: 5 consejos para comer sano y no engordar y menú saludable para comer de tupper fuera de casa.

    966

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónNutriciónSalud de Mujeralimentación sanaConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares