Navidad 2016

10 consecuencias del estrés: Una a una

10 consecuencias del estrés: Una a una

Apatía, tristeza, irritabilidad... son algunos de los síntomas que acompañan al estrés, pero ¿conocemos cuáles son las consecuencias de no plantarle cara? Y es que el estrés puede ser un enemigo declarado de nuestra salud.

por en Estrés, Prevención, Salud de Mujer, Ansiedad, Consejos Salud
Última actualización:
    10 consecuencias del estrés: Una a una

    El estrés puede tener serias consecuencias para la salud. De hecho, el estrés es un problema que no debemos subestimar, ya que puede ser un mal aliado de nuestro bienestar. Si no se mantienen bajo control los niveles de ansiedad y tensión, pueden conllevar una serie de efectos secundarios de consecuencias, en ocasiones, incluso peores que el propio estrés.

    El estrés, además de entrañar riesgos para la salud, nos agota. En ocasiones, la fatiga aparece cuando no llevamos hábitos de vida saludable (alimentación, ejercicio…) y, por supuesto, por estrés, uno de sus principales desencadenantes. Nuestro cuerpo no puede responder al ritmo que le imponemos y, lógicamente, se queja. Pero no es el único revés para nuestro salud, como vamos a ver a continuación. Estas son las 10 consecuencias del estrés:

    1. Cansancio continuo: Un cansancio que no desaparece. Tras el subidón de adrenalina, llegará el bajón y, con ello, la sensación de agotamiento.
    2. Problemas con la libido: El estrés influye en las emociones y, en situaciones de mucho estrés, puede condicionar la vida laboral y personal. Así, por ejemplo, el estrés puede mermar el deseo (pérdida de libido), afectando negativamente a la relación de pareja.
    3. Problemas digestivos: El estrés, la tensión emocional, puede afectar también al sistema digestivo. Así, por ejemplo, el estrés puede provocar problemas de digestión, dolor de estómago, náuseas, vómitos, estreñimiento, gastritis o acidez estomacal. Otro problema añadido es que el estrés nos puede llevar a comer peor o a comer alimentos menos saludables (más ricos en azúcares, grasas…).
    4. Imperfecciones en la piel: El estrés tampoco es bueno para la piel, afectando a su tonalidad (una tez más apagada) y siendo un factor desencadenante de aparición prematura de imperfecciones en la piel (arrugas, acné…).
    5. Pérdida de memoria: No hay peor enemigo para la memoria que una sobrecarga de estrés.

      Someter al cerebro durante demasiado tiempo a un exceso de tensión o ansiedad puede hacer que se bloquee, con lo que algunas funciones pueden verse afectadas, como la memoria.

    6. Aumento de peso: Tal y como hemos señalado antes, el estrés hará que no prestemos la debida atención a los hábitos saludables a la hora de comer. Si a esto le sumamos una vida sedentaria, el resultado será un aumento de peso seguro.
    7. Insomnio: Las preocupaciones, el estrés y la ansiedad nos quitan el sueño. Y dormir es esencial para reponerse. Al padecer estrés, dormimos mal, con lo que nos levantaremos cansados y sin habernos recuperado.
    8. Caída del cabello: La salud del pelo también se ve afectada por el estrés. Las tensiones y las preocupaciones debilitan el cabello. El síntoma más evidente, la pérdida de brillo.
    9. Dolor de espalda: Acumular tensiones es malo para la salud en general y, en particular, para la espalda. De hecho, las tensiones emocionales pueden hacerse visibles con problemas musculares.
    10. Dolor de cabeza: Una de las consecuencias más frecuentes del estrés es el dolor de cabeza. De hecho, el estrés, y dormir mal, pueden hacer que tengamos dolor de cabeza incluso al despertar.

    También te puede interesar: 10 tips para dormir bien cuando estás estresada y el estrés emocional: ¿Por qué afecta más al corazón de las mujeres?

    698

    ¿Estás estresada? [TEST]

    Pregunta 1 de 10

    ¿Cuál es tu ritmo de vida en general?

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EstrésPrevenciónSalud de MujerAnsiedadConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares