Navidad 2016

10 enemigos ocultos del esmalte dental

10 enemigos ocultos del esmalte dental

El esmalte es la capa que rodea y protege la superficie del diente. Todo lo que comemos -alimentos y bebidas- afecta a la salud de nuestros dientes y, en algunos casos en concreto al esmalte dental. Descubre los 10 enemigos ocultos del esmalte de los dientes.

por en Cuidado Dental, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Dientes
Última actualización:
    10 enemigos ocultos del esmalte dental

    Todos sabemos que el café provoca la aparición de manchas y que los dulces favorecen las caries. Pero hay más enemigos del esmalte dental y vamos a descubrirlos, porque la primera regla para mejorar la prevención de la salud bucodental es identificar los factores de riesgo:

    1. Tabaco: Un motivo más para dejar de fumar es la salud bucodental. El tabaco daño los dientes y las encías. Además, la nicotina favorece la aparición de manchas en los dientes, oscurece el esmalte y daña los tejidos gingivales.
    2. Zumos de cítricos: Los cítricos son buenos porque aportan, entre otros nutrientes, vitaminas C y D, buenas para la salud de la boca, pero consumidos en exceso pueden resultar perjudiciales. Especialmente el limón y el pomelo, tomados en grandes cantidades, pueden erosionar el esmalte de los dientes. Las frutas cítricas pueden desgastarlo.
    3. Vinagre: Excesivamente ácido, lo que puede repercutir en el desgaste dental.
    4. Té y café: Además de favorecer las manchas en los dientes, también pueden destruir la molécula denominada hidroxihapatita y que interviene en el sistema de estratificación del esmalte.
    5. Ketchup: Por su contenido en vinagre y en ácido acético conviene no abusar de su consumo, ya que puede dañar el esmalte dental. Hay que tener cuidado con los ingredientes ácidos de las salsas y aderezos.
    6. Palomitas de maíz, patatas fritas: Demasiados ricos en hidratos y azúcares, los cuales pueden fermentar y formar ácido láctico, que deteriora el esmalte. Lo mejor es lavarse los dientes inmediatamente después de comer estos snacks.

    7. Pasta y pan: También contienen ácido láctico. No se trata de renunciar a ellos, sino de lavarse los dientes después de tomarlos.
    8. Chicles: El hábito de masticar chicle no ayuda a cuidar el esmalte. Al pegarse a la superficie del diente, se producen bacterias que queman el azúcar y generan ácido, erosionando el esmalte y favoreciendo la aparición de caries.
    9. Hielo: Masticar hielo puede resultar de lo más refrescante, pero también le estaremos haciendo un flaco favor a nuestros dientes. Y es que el hielo, por su dureza, al morderlo puede provocar fisuras o roturas en los dientes.
    10. Cepillos duros: Una buena higiene dental incluye utilizar un cepillo adecuado. Así, hay que evitar los cepillos de dientes demasiados duros, ya que pueden desgastar el esmalte e, incluso, dañar las encías si se utilizan con mucha fuerza.

    ¿Qué hacer para combatir a estos enemigos? Además de vigilar nuestros hábitos -por ejemplo, no abusando de determinados alimentos-, también hay que cuidar la higiene. Es básico cepillar los dientes después de cada comida; usar hilo dental para eliminar los restos entre los dientes, con cuidado de no dañar las encías, y visitar al dentista para revisar el estado de la boca al menos cada seis meses.

    También te puede interesar: Salud bucal: 10 cosas que dañan tus dientes y cómo tener unos dientes más blancos: alimentos que ayudan a blanquear.

    624

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Cuidado DentalPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludDientes

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares