Navidad 2016

10 errores médicos que te pueden pasar a ti

10 errores médicos que te pueden pasar a ti

10 errores médicos que te pueden pasar a ti. Desde un diagnóstico erróneo a una identificación incorrecta de una transfusión de sangre. Son algunos de los errores médicos y quirúrgicos más frecuentes. Aunque excepcionales, los errores médicos desafortunadamente se producen.

por en Salud de Mujer, Consejos Salud, Médicos
Última actualización:

    errores medicos

    Errar es de humanos, pero cuando se trata de una cuestión de salud la cosa cambia. Desafortunadamente, el temor que algunos sienten al acudir al médico puede estar incluso bien fundado, si tenemos en cuenta los errores que se cometen en los hospitales de todo el mundo. Y, precisamente, de errores médicos y quirúrgicos vamos a hablar, de los 10 más graves.


    Un diagnóstico equivocado, un tratamiento inadecuado son algunos de los errores más leves, porque también pueden producir otros errores médicos mucho más desafortunados y que, en algunos casos, pueden provocar serias lesiones e, incluso, la muerte. Lógicamente, no se trata de infundir miedo a acudir al médico, solo de conocer qué errores pueden hacer que el temor de algunos pacientes a los médicos, y hospitales en general, no sea infundado. Estos son los 10 errores más desafortunados:

    1. Cirugía en el paciente equivocado: Calificado como un sucede notificable grave que, afortunadamente es excepcional. Los protocolos de los hospitales son cada vez más exigentes, pero no infalibles a un error que provoque la realización de una cirugía invasiva en el paciente equivocado.
    2. Embolias por aire: El mismo aire que mantiene al ser humano con vida también puede matarlo durante una cirugía. Cuando se permite la entrada de aire en el torrente sanguíneo durante una operación puede provocar una obstrucción del sistema circulatorio, provocando lo que se denomina una embolia pulmonar, una de las principales causas de fallecimiento evitables en los hospitales. En estos casos, no solo preocupa el riesgo de mortalidad, sino las consecuencias irreversibles en los pacientes que sobreviven, como daño cerebral. Las embolias es un riesgo a tener en cuenta no solo en las cirugías complicadas, sino también en las rutinarias.
    3. Transfusiones de Sangre: Las transfusiones de sangre son diarias en los hospitales. Algo tan rutinario que también puede entrañar peligro para el paciente cuando se cometen errores, como por ejemplo, equivocarse en el grupo sanguíneo. Otros errores comunes en las transfusiones de sangre son la identificación de la sangre y o del paciente correctamente. La sangre puede ser etiquetada de forma incorrecta cuando se saca la muestra.

    4. Cirugía equivocada: Uno de los errores quirúrgicos más graves es cuando al paciente se le realiza una cirugía equivocada, diferente a la que estaba programada. Un error que, desafortunadamente, se produce en los hospitales, pese a todos los mecanismos y protocolos de seguridad puestos en marcha.
    5. Administración del medicamento o dosis equivocada: La mayoría asumimos que el fármaco prescrito por el médico o farmacéutico es el adecuado, y en la dosis correcta, sin embargo, en el mundo todos los días pacientes reciben la receta equivocada. El peligro es doble: Los pacientes pueden recibir medicamentos dañinos y que no se necesitan y, al tiempo, no estar recibiendo el medicamento que realmente necesitan. Cualquiera de los casos puede ser fatal.Estos errores de medicación se producen en las farmacias y hospitales.
    6. Infecciones y suministros médicos contaminados: Acudimos al hospital para recibir el tratamiento adecuada a nuestra enfermedad, sin embargo, éste es también el lugar donde se originan muchas de las enfermedades e infecciones. La exposición a enfermedades mortales a través de instrumentos médicos contaminados o la higiene personal deficiente, afortunadamente es algo excepcional, pero sucede, generalmente por contaminación de los equipos o instrumental médico.
    7. Diagnóstico erróneo: Es comprensible que las enfermedades extremadamente raras pueden ser difíciles de diagnosticar e, incluso, mal diagnosticadas en un principio. Sin embargo, no hay excusa cuando los síntomas de las dolencias comunes se pasan por alto debido a la incompetencia.
    8. Urgencias abarrotadas: Cualquiera que haya estado en la sala de urgencias de un hospital sabe de lo que estamos hablando. Cuando la espera no es inmediata, las consecuencias serán un agravamiento de los síntomas, algo que puede suceder cuando las urgencias están abarrotadas y el personal no puede atender más rápido.
    9. Caídas en los hospitales: Las caídas en los hospitales son más frecuentes de lo que pensamos, muchas de ellas evitables, como por ejemplo, con el uso de brazos o barandillas en las camas.
    10. Cirugía en la parte del cuerpo equivocada: Cirugías en la parte del cuerpo equivocadas, como casos de amputación. La Revista de la Asociación Médica de Estados Unidos publicó un estudio que estimaba que, cada año, se realizan entre 1.300-2.700 de estas cirugías erróneas.

    También te puede interesar: Las 10 preguntas que siempre debes hacer a tu médico.

    889

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Salud de MujerConsejos SaludMédicos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares