Navidad 2016

10 falsos mitos sobre el agua

10 falsos mitos sobre el agua

10 falsos mitos sobre el agua. El agua es fuente de salud, pero los falsos mitos o creencias también han hecho que tengamos dudas sobre algunos de sus beneficios y propiedades. Descubre todo sobre el agua.

por en Alimentación, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:

    mitos agua

    El agua es mucho más que buena para la salud, ya que una correcta hidratación es esencial para el bienestar y funcionamiento del organismo. Sin embargo, ¿qué cantidad de agua debemos tomar al día?, ¿el agua con gas tiene calorías?, ¿es mejor beber antes o durante las comidas? Son algunas de las dudas que, en algunos casos, han dado lugar a falsas creencias sobre sus beneficios y propiedades. Te desvelamos los 10 falsos mitos sobre el agua.


    Sabemos, y así lo recuerdan a menudo los expertos en salud y nutrición, que beber agua es fundamental para garantizar una correcta hidratación de nuestro organismo, y no solo cuando tenemos sed. De hecho, es recomendable llevar siempre encima una botella de agua pequeña para beber de vez en cuando. El agua es fuente de salud, la bebida esencial de una dieta sana, variada y equilibrada. El agua no engorda, pero eso sí, esto no quiere decir que beber agua en exceso multiplique los beneficios, sino que hay hacerlo de manera moderada y racional. Sobre el agua, al igual que sobre otros alimentos básicos de la dieta, también han surgido falsos mitos que se han ido asentando en la creencia popular.


    Vamos a descubrir los 10 falsos mitos que rodean al agua:

    1. ¿Qué cantidad de agua hay que beber al día? La recomendación es tomar entre 1,5 y 2 litros de agua al día. Sin embargo, hay que hacer una apreciación importante, y es que también hay que tener en cuenta la cantidad de agua presente en muchos de los alimentos que tomamos a diario, especialmente las frutas y las verduras.
    2. ¿El agua tiene calorías? El agua tiene cero calorías, por lo que queda desmontada la creencia de que beber mucha agua puede desequilibrar la dieta. Nada más lejos de la realidad. De hecho, la dieta del agua es una alternativa eficaz para cuidar la línea. No obstante, sí hay algo de cierto en esta cuestión, y es que algunos de tipo de agua con sabor que podemos encontrar en el mercado, sí pueden contener calorías. En este caso, leer siempre la etiqueta.
    3. ¿Beber mucho agua evita la retención de líquidos? Otro mito, porque beber mucho no ayuda a resolver el problema de la retención de líquidos, el cual no está causado por el agua, sino por la sal y el azúcar que tomamos a los alimentos. En el caso de la antiestética celulitis o piel de naranja, hay que revisar la dieta y eliminar aquellos alimentos que favorecen la retención de líquidos, como los salados o azucarados.

    4. ¿El agua del grifo es menos saludable que la embotellada? No es cierto. El agua del grifo está controlada por las autoridades sanitarias, por lo que tomar agua del grifo es igual que saludable. Además es una práctica más ecológica y económica.
    5. ¿Beber agua fría ayuda a adelgazar? Otro de los mitos sobre el agua es que tomarla fría ayuda a perder peso. Esto no es cierto, porque para quemar calorías el cuerpo primero tendría que restablecer la temperatura adecuada. El agua helada, además, es mejor evitarla, ya que puede causar problemas respiratorios (dolor de garganta, congestión nasal…). Es mejor tomar los líquidos a temperatura ambiente.
    6. ¿El agua con gas mejora la digestión? Una leyenda urbana más sobre el agua, ya que la única ventaja de este tipo de agua es que favorece la expulsión de los gases, pero eso no significa necesariamente que facilite la digestión.
    7. ¿El agua ayuda a eliminar toxinas? Esto sí es totalmente cierto. Beber agua es la forma más eficaz de eliminar las toxinas del organismo. Una correcta hidratación activa el funcionamiento del hígado y los riñones, favoreciendo la eliminación de residuos y toxinas.
    8. ¿Hay que beber antes o durante las comidas? Beber durante las comidas es bueno, de hecho tiene una función importante y es que ayuda a digerir los alimentos y favorece la acción de los jugos gástricos. Si no toma agua es posible que se ralentice la digestión. Basta con 2-3 vasos en la comida.
    9. ¿Agua templada por la mañana? Tomar agua tibia en ayunas estimula el intestino y tiene un efecto desintoxicante, especialmente si la tomamos con zumo de limón.
    10. ¿Hay que beber más agua si se viaja en avión? Terminamos con una creencia que sí es cierto, ya que una buena hidratación ayuda a compensar los efectos de la disminución de presión. Es bueno también, si está puesto el aire acondicionado o la calefacción, rociarse la cara y las manos con agua.

    También te puede interesar: Agua mineral: ¿cuál te conviene? y descubre la potomanía, la obsesión por beber agua.

    990

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares