Navidad 2016

10 formas de aumentar el nivel de dopamina y vivir una vida más plena

10 formas de aumentar el nivel de dopamina y vivir una vida más plena

¿Sabías que el déficit de dopamina te hace más vulnerable al desánimo y la tristeza? Descubre cómo revertir la situación.

por en Psicología, Salud de Mujer, Cerebro, Consejos Salud, Mente
Última actualización:
    10 formas de aumentar el nivel de dopamina y vivir una vida más plena

    ¿Te sientes decaída y desanimada?, ¿te cuesta llegar con ánimo al final del día? Quizá la respuesta esté en tu cerebro, en concreto, en una carencia de dopamina, una sustancia química o neurotransmisor que, entre otras funciones, aporta energía a la mente y ayuda a controlar las emociones y los impulsos. Los niveles de dopamina están directamente relacionados con el estado de ánimo, el comportamiento, la atención, el aprendizaje y el sueño. Cuando los niveles de dopamina se desploman lo hacen también las emociones. Al no ser capaces de canalizarlas adecuadamente es más fácil que nos embarguen sentimientos negativos, como tristeza, pérdida de motivación laboral y personal, irritabilidad, desánimo y decaimiento. A esto se pueden sumar otros síntomas como fatiga, problemas de sueño, aumento de peso o comportamientos impulsivos. ¿Cómo aumentar el nivel de dopamina? Toma nota de estos consejos que te ayudarán a sentirte mejor y a disfrutar más de la vida.

    El estrés es un enemigo declarado de la salud, y en este caso también, porque reduce los niveles de dopamina. Estar sometido a estrés constante puede hacernos sucumbir con facilidad a las emociones e impulsos negativos.

    El azúcar, tomado en exceso, no solo desequilibra la dieta, sino que puede ser malo para el cerebro, ya que provoca alteraciones en los niveles de dopamina. El azúcar nos reportará una sensación placentera inmediata, pero reduce el nivel de dopamina y eso hace que, a la larga, necesitemos consumir una cantidad mayor de azúcar para sentirnos satisfechos.

    En especial de los alimentos ricos en tirosina y, entre ellos, el plátano, una fuente extraordinaria de este aminoácido que estimula la producción de dopamina. Otros aliados dietéticos por su contenido en tirosina son las manzanas, cerezas, almendras, huevos, aguacates, chocolate, té verde, sandía.

    Escuchar música tiene múltiples beneficios para la salud emocional y para potenciar la relajación y la concentración. Diversos estudios han constatado que escuchar música beneficia directamente a nuestro cerebro al estimular la producción de dopamina.

    Hay algunos remedios naturales a los que también podemos apuntarnos, como las infusiones de cúrcuma, de ginkgo biloba o el té verde.

    Algo tan sencillo como dedicar unos minutos al día a relajar la mente es una manera muy eficaz de equilibrar los niveles de dopamina. Para relajar la mente podemos poner en práctica diversas disciplinas, desde el yoga al mindfulness, para ayudar a la mente a eliminar pensamientos negativos como tristeza, tensión, rencor, que nos bloquean y llenan el día a día de nubarrones.

    Nos instalamos en la zona de confort personal y laboral buscando la seguridad emocional, pero en realidad ocultamos sentimientos que nos impiden avanzar, como inseguridad, temor a los cambios, baja autoestima, y eso puede llevarnos a la frustración y a la tristeza. No se trata de marcarse retos inalcanzables, pero nada como renovar las ilusiones y vivir nuevas experiencias para equilibrar los niveles de dopamina. Por ejemplo, recupera alguno de tus hobbies o apúntate a alguna actividad o taller.

    Tanto dormir poco como mucho altera los niveles de dopamina, así que lo más conveniente es establecer horarios regulares de sueño. Dormir es fundamental para que el cerebro se recargue de energía.

    Algo tan sencillo como andar libera la mente, y eso es porque movernos y mantenernos activos es bueno para el cerebro. Los niveles dopamina aumentan después de hacer ejercicio, lo que se traduce en una mayor sensación de bienestar y capacidad de concentración.

    Un cerebro satisfecho nos recompensa con una mayor sensación de bienestar. Y para ello, conviene llevar una agenda con las tareas de cada día y, a medida que las completemos, ir tachando. Esto mantendrá el flujo constante de dopamina.

    También te puede interesar: 5 consejos para dominar tus impulsos y descubre las claves del enfado crónico: por qué estoy siempre enfadada.

    923

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PsicologíaSalud de MujerCerebroConsejos SaludMente

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares