10 maneras de perder peso sentado

¿Sabías que también puedes cuidar tu peso incluso sentado en una silla? Si pasas mucho tiempo en esta posición, descubre cómo evitar engordar.

por , il

    Pasar demasiado tiempo sentado, especialmente delante del ordenador, ya no sirve de excusa para cuidar el peso. Si la silla es tu compañera del día a día, y enfrente la pantalla del ordenador, toma nota de estos sencillos consejos que te ayudarán a vigilar tu peso ideal incluso estando sentado. Aunque te parezca increíble, unos minutos al día serán suficientes para relajarte y, al mismo tiempo, para conseguir estar en plena forma. Toma nota para no dejarse llevar y mantener tu peso ideal.

    1. Cambia la silla de la oficina

    Contar con una silla adecuada si pasas mucho tiempo en la oficina es fundamental, sobre todo por una cuestión de salud, para evitar lesiones de espalda, por ejemplo. Una silla ergonómica que conviene sustituir, una hora al día, por la stability ball o pelota de pilates.

    2. Mantener la temperatura baja

    Conviene evitar las altas temperaturas en los lugares de trabajo. De hecho, lo más recomendable es mantener una temperatura baja en la estancia u oficina. Una temperatura más baja ayuda al organismo a quemar más calorías para mantener la temperatura corporal óptima.

    3. Beber más agua

    El agua, además de no tener calorías, es fundamental para mantener hidratado el cuerpo y para eliminar las toxinas. Aumentar la ingesta de agua también ayuda a mantener controlado el apetito, ya que reduce la sensación de hambre. Toma más agua al día si quieres adelgazar.

    4. Tomar una taza de café

    El café, entre otros beneficios, aumenta el nivel de concentración y activa el metabolismo. Eso sí, hay que tomar la cafeína con moderación ya que también es excitante. Si estás a dieta, o quieres mantener tu peso, cuidado con endulzar demasiado la bebida. Mejor canela o un poco de miel.

    5. Reír mucho

    Reír es bueno para el corazón e, incluso, para mantener activo el metabolismo. Si cuidas tu dieta, para redoblar los beneficios no olvides reír más a menudo. Una buena carcajada con los amigos es la mejor manera de mantenerse en forma, tanto a nivel físico como mental.

    6. Bailar

    La música relaja, anima y ayuda a adelgazar. Bailar es un ejercicio de lo más completo y adelgazante. Si pasas mucho tiempo en el trabajo, dedica 5 minutos a relajarte, ponte los auriculares y elige tu canción favorita para dar unos pasos de baile.

    7. Cuidado con los aperitivos

    Es mejor optar por un aperitivo saludable y bajo en calorías, ya que los tentempiés entre horas pueden dar al traste con la dieta y aumentar las calorías ingeridas. Cuidado con la máquina expendedora de la oficina porque lo que nos ofrece puede tener muchas calorías.

    8. Comer menos pero más a menudo

    No saltarse las comidas es esencial para controlar el apetito y seguir una dieta equilibrada, la mejor manera de cuidar el peso y la salud. Hay que tratar de no estar sin comer más de 3-4 horas, para que nuestro metabolismo se mantenga activo y queme más calorías a lo largo del día.

    9. Aceptar las retos en el trabajo

    Un poco de estrés puede ser incluso motivador para hacer las cosas bien. Para evitar la monotonía, y mejorar la concentración, lo mejor es aceptar los nuevos retos que nos surjan en el terreno laboral. Y por si no lo sabías, un poco de estrés puede hacer que quememos hasta 300 calorías.

    10. Ejercicios mientras estás sentado

    Además de los consejos que hemos visto, estar sentado no es excusa para no moverse. Un ejercicio muy sencillo es hacer levantamiento de botellas de agua con las piernas, simplemente doblando y empujando hacia arriba. Dedica unos minutos al día a mantenerte en forma.