Navidad 2016

10 reglas que sientan bien al corazón

10 reglas que sientan bien al corazón

Cuida tu salud y tu corazón te lo agradecerá. No es un eslogan, es una de las reglas que debemos seguir para reducir los riesgos de sufrir un ataque cardíaco un accidente cerebrovascular. Estas son las 10 reglas que sientan bien a tu corazón.

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Corazón
Última actualización:
    10 reglas que sientan bien al corazón

    El corazón es uno de los órganos más importantes y, solo por ello, debemos prestar atención a su salud. Hay ciertos factores de riesgo que está en nuestra mano evitar, como por ejemplo, tener el colesterol alto o un exceso de azúcar en sangre. ¿Qué podemos hacer en nuestro día a día para mantener en forma nuestro corazón?

    1. Controlar los niveles de colesterol: El colesterol, la hipertensión y la diabetes son tres factores de riesgo cardiovascular que no deben ser subestimados en absoluto. Diversos estudios científicos han constatado que controlar estos valores reduce notablemente los riesgos de problemas de corazón.
    2. No fumar: Dejar de fumar es la mejor decisión que podemos tomar por nuestra salud y nuestro corazón. Fumar aumenta la presión y la frecuencia de los latidos del corazón. Tras un año sin fumar, el riesgo de un ataque al corazón se reduce en un 50%.
    3. Realizar un chequeo médico: Los exámenes médicos periódicos son esenciales para adelantarnos a cualquier problema de salud, y ello incluye el corazón. Además de un electrocardiograma, en ocasiones también se realiza otras pruebas como una coronógrafía (para visualizar las arterias) o una grammagrafía miocárdica. La analítica de sangre y la medición de la presión son otras de las pruebas que conviene realizarse de manera periódica.
    4. Sonríe: Más que sonreír, si puedes reír a carcajadas, más lo agradecerá nuestro corazón. La risa es estimulante y ayuda a nuestro corazón a sentirse mucho mejor.
    5. Comer bien: Seguir una dieta sana y equilibrada es fundamental para prevenir enfermedades crónicas y, en concreto, enfermedades cardiovasculares. Una dieta en la que no pueden faltar frutas y verduras, especialmente de temporada, y pescado.
    6. Controlar el peso: Mantener un peso adecuado es muy importante para la salud cardiovascular. Eso sí, a la hora de ponerse a dieta hay que tener en cuenta que la pérdida de peso, para ser efectiva y saludable, debe ser progresiva, además de ir acompañada de actividad física. Un estilo de vida sedentario es la forma más rápida de ganar peso.

      El sobrepeso, además de elevar los niveles de colesterol, también influye en la tensión arterial. No hay que olvidar que la grasa acumulada afecta al corazón.

    7. Realizar ejercicio físico: La actividad física debe realizarse de forma regular, optando por aquella disciplina con la que mejor nos sintamos, desde correr, nadar, hacer bici, jugar al tenis… También es bueno pasear y dedicarse a la jardinería. Según datos médicos, se estima que el 20% de la población es sedentaria.
    8. Evitar el calor: Con el calor, la sangre se vuelve más densa y obliga a trabajar en exceso al corazón. Por este motivo, hay que evitar las exposiciones prolongadas al sol, así como evitar los espacios demasiado caldeados. El exceso de calor también favorece la deshidratación, aumentando el riesgo de hipertensión, insuficiencia cardíaca o patología venosa.
    9. Relájate: La relajación es esencial, tanto a nivel físico como psíquico. Para aumentar el bienestar es fundamental reducir la tensión muscular. Mantener una actitud positiva, centrándonos en lo que nos gusta y en nuestras habilidades, nos hará sentirnos mucho mejor, tanto por dentro como por fuera. Una actitud positiva es la mejor manera de cuidar nuestro corazón.
    10. Tómate unas vacaciones: Desconectar es fundamental para la salud física y emocional, así que no renuncies a unas merecidas vacaciones. No se puede vivir para trabajar, especialmente porque la tensión y el estrés pueden aumentar los riesgos de un ataque cardíaco o de enfermedades isquémicas. De igual manera, la ansiedad y la depresión tienen un efecto negativo sobre la salud del corazón.

    También te puede interesar: Alimentos saludables para el corazón: ¿Cuáles son? y descubre los beneficios de reírse para el corazón.

    812

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos SaludCorazón

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares