Navidad 2016

12 signos de azúcar alta en la sangre

12 signos de azúcar alta en la sangre

Sed continua, dolor de cabeza, pérdida de peso, incluso somnolencia o mareos, pueden ser indicativos que nuestra glucosa está disparada.

por en Diabetes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:
    12 signos de azúcar alta en la sangre

    La hiperglucemia se define como el exceso o acumulación de glucosa en el torrente sanguíneo, un trastorno que en absoluto debemos subestimar. De ahí la importante de conocer las primeras señales que nos alertan que nuestros niveles están por encima de los recomendados, de 70 a 100 mg/dL en ayunas; y menos de 140 mg/dL dos horas después de comer. Se considera que estamos ante una hiperglucemia cuando estos valores se sitúan por encima de 130 mg/dl en ayunas y por encima de 180 mg/dl después de comer. Una situación que, si se mantiene, puede resultar muy perjudicial para la salud. La glucosa es la cantidad de azúcar que nuestro organismo absorbe de los alimentos ingeridos. El tipo de alimentación, la falta de ejercicio físico, determinados medicamentos o el estrés pueden desequilibrar los niveles. Para estar alerta, aquí están los 12 síntomas más comunes de azúcar alta en sangre.

    ¿Has notado que tiene más sed de lo habitual? Si al repasar la lista de los alimentos que has ingerido no encuentras ninguno sospechoso de provocar sed, y la situación se repite en días sucesivos, conviene consultar al médico, sobre todo si se acompaña de algunas de las siguientes señales. Es lo que se conoce como polidipsia.

    Es un síntoma que se conoce como poliuria, y se produce como respuesta del organismo que, ante un exceso de glucosa en sangre, busca otras vías alternativas para eliminarla, siendo la orina una de ellas.

    Si notamos una sensación continua de fatiga, incluso nada más levantarnos de la cama, y que se hace aún mayor a medida que avanza el día, conviene prestar también a esta señal de alerta de que algo no va bien en nuestro organismo. El malestar general nos debilita.

    La hiperglucemia puede venir acompañada de temblores, sudoración, mareos y confusión. De hecho, las náuseas se consideran un síntoma serio de hiperglucemia.

    Aunque algunas personas tienen más apetito, la hiperglucemia suele venir acompañada de pérdida de peso. Esto es debido a los niveles de insulina que impiden la producción de energía a partir de los alimentos.

    La glucosa alta en sangre o hiperglucemia provoca alteraciones en la piel, como por ejemplo sequedad o infecciones recurrentes. También las uñas y los pies son más vulnerables.

    Son muchas las causas que pueden estar detrás del molesto dolor de cabeza, pero si este se vuelve recurrente conviene consultar al médico, ya que puede ser señal de un trastorno de salud más serio.

    Todas las células del cuerpo necesitan energía para mantenerse activas, y eso incluye los ojos, así que no es de extrañar que la visión borrosa sea un síntoma de que algo no va bien, y en concreto es uno de los primeros de la diabetes. Esto dificulta la capacidad de concentración.

    ¿Estás comiendo más últimamente?, ¿te cuesta sentirte saciada? Esto es debido a que la glucosa alta en sangre altera su metabolismo, y ante la dificultad del organismo para transformarla en energía con la que alimentar las células, el cerebro no enviará al estómago la orden de que ya está saciado.

    Algo tan corriente, como hacerse una pequeña herida, puede delatar cómo están nuestros niveles de azúcar en sangre si al cabo de los días notamos que no cicatriza como debiera.

    El hormigueo y la sensación de entumecimiento, tanto de las manos como de los pies, también puede ser un signo de hiperglucemia.

    Tener sueño, incluso durante el día, es un síntoma de que algo no va bien en nuestro organismo, sobre todo si se acompaña de alguna de las señales anteriores. La mayor somnolencia implica mayor cansancio.

    También te puede interesar: 5 alimentos que mantienen el azúcar a raya y toma de las 10 claves para dejar el hábito del azúcar.

    937

    ESCRITO POR PUBLICADO EN DiabetesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares