Navidad 2016

15 maneras de ser más inteligentes

15 maneras de ser más inteligentes

Adquirir ciertos hábitos y seguir algunas estrategias pueden ayudar a aumentar el potencial de nuestra mente. Te descubrimos las 15 maneras de ser más inteligentes.

por en Psicología, Salud de Mujer, Consejos Salud, Mente
Última actualización:
    15 maneras de ser más inteligentes

    ¿Qué puedes hacer por tu mente? La respuesta: mucho. Aumentar nuestra capacidad mental e intelectual está en nuestra mano. Vamos a ver, más detenidamente, las 15 estrategias que te ayudarán a ser más inteligente, es decir, a aprovechar mejor todo tu potencial.

    1. Jugar a los vídeojuegos: De acuerdo con la investigación científica, jugar a vídeojuegos es una actividad que mejora los reflejos y la capacidad de pensar en varias cosas al mismo tiempo. Mucho más que un entretenimiento, ayudan a reducir los pensamientos negativos que nos asaltan sobre todo en situaciones estresantes.
    2. Decir lo que pensamos: Expresar nuestro punto de vista u opinión nos ayuda a entendernos mejor a nosotros mismos y a nuestras ideas. Las redes sociales, por ejemplo, se han convertido en un espacio idóneo para expresar lo que pensamos. Eso sí, hazlo siempre con calma, no te dejes llevar.
    3. Convertirse en un experto: Todos destacamos en algo o tenemos un interés especial por algo en concreto. Aprovéchalo y entrena a tu mente descubriendo cosas nuevas.
    4. Practicar ejercicio: Hacer ejercicio de manera regular es la mejor forma de nuestra salud y nuestra mente. El deporte además mejora el estado de ánimo. Además de los deportes más habituales, prueba también con otras disciplinas, como bailar, que además de ayudar a potenciar el corazón mejoran la coordinación de movimientos.
    5. Dormir bien: Numerosos estudios científicos han indagado en el sueño y en sus beneficios, los cuales también son extensibles a la inteligencia. Mantener unos hábitos saludables de sueño, por ejemplo respetando los horarios, ayuda a procesar y almacenar mejor los recuerdos. La falta de sueño, de hecho, puede afectar a la memoria.
    6. Fortalecer los recuerdos: Otra buena manera de mejorar nuestra capacidad intelectual es encontrar las estrategias que nos permitan fortalecer nuestros recuerdos. Por ejemplo, escribiendo un diario, creando un álbum de fotos o un cuaderno de viajes.
    7. Tomarse un descanso: Especialmente cuando estamos inmersos en una situación de mucho estrés o de exceso de carga laboral, hay que saber tomarse un descanso.

      Trata de organizar tu tiempo, reservando siempre unos minutos al día para simplemente descansar, relajarte y no pensar en nada. A la vuelta tu mente estará mucho más despierta.

    8. Apaga el teléfono: Para ser más productivo, conviene alejar las distracciones. Tener siempre el teléfono encendido y a mano puede desconcentrar, porque uno termina siempre leyendo los mails, mensajes de textos o whatsApp.
    9. Aprender otro idioma: Una de las mejores maneras de ejercitar la mente a cualquier edad es aprender otro idioma. De hecho, estudios científicos han constatado que aprender otro idioma mantiene activa la corteza prefrontal, la parte del cerebro que se ocupa de las emociones y las decisiones.
    10. Hacer knitting: La denominación moderna de hacer ganchillo. La labor de tejer mejora nuestra capacidad de aprender, especialmente porque implica precisión.
    11. Visitar exposiciones: Dedicar tiempo a las actividades culturales, como visitar exposiciones de arte, es muy beneficioso para nuestra mente. Visitar una exposición no solo nos relaja, sino que nos hace centrarnos en cosas más importantes, incluso en los detalles.
    12. Comer chocolate negro: Según algunos estudios científicos, el chocolate no solo es un capricho dulce bueno para el corazón, sino también para la memoria, gracias a su contenido en flavonoides. Eso sí, no se trata de abusar, sino de tomarlo con moderación.
    13. Salir al campo: Salir a pasear y disfrutar de la naturaleza es la mejor manera de relajarse al aire libre, y ello será un revulsivo para la mente.
    14. Tomar café: La cafeína ayuda a nuestra memoria a corto plazo. Tomar una taza de café nos ayuda a activarnos y, también a estar más concentrados y despiertos.
    15. Comer menos grasas: Una dieta rica en grasas puede afectar a la concentración y a la memoria. Así lo constató un estudio realizado por la Universidad de Toronto. Abusar de las grasas no es bueno para la salud en general, así que lo más recomendable es llevar una dieta sana, variada y equilibrada.

    También te puede interesar: Psiconutrición: cuida tu dieta y tu mente y la lista de los 10 alimentos buenos para el cerebro.

    844

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PsicologíaSalud de MujerConsejos SaludMente

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares