Navidad 2016

5 cosas que probablemente haces mal en la ducha

5 cosas que probablemente haces mal en la ducha

5 cosas que probablemente haces mal en la ducha. Puede parecer que darse una ducha es sencillo, pero algunos gestos o hábitos pueden resultar perjudiciales para la salud de la piel. Descúbrelos.

por en Piel, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Problemas Piel
Última actualización:

    ducha errores

    Darse una ducha es sencillo, ¿o no? Si prestamos un poco de atención al ritual de la ducha –lavar el cuerpo, enjugar y secar con una toalla- puede que no lo estemos haciendo todo de la manera correcta. ¿Cuáles son las 5 cosas que probablemente hacemos mal?


    Algunos errores, o descuidos, a la hora de darse una ducha pueden ser perjudiciales para la salud de nuestra piel. Si nuestra piel, especialmente en los meses de frío, tiene una apariencia seca y escamosa, hay algo que no estamos haciendo bien. Vamos a desvelar cuáles son los cinco errores más comunes a la hora de ducharse.


    No solo vamos a ver los errores, sino también las consecuencias que, según los expertos en dermatología, pueden tener para nuestra piel. Toma nota y modifica estos pequeños gestos para una ducha más saludable:

    1. Tomar baños calientes muy largos: Es cierto que no hay nada como una ducha de vapor o agua muy caliente en una mañana fría o para relajarse después de una jornada estresante. Sin embargo, esto no es bueno para la piel. Y es que el exceso de agua caliente destruye los aceites naturales de la piel, haciéndola más vulnerable, por ejemplo a la aparición de eccemas. Incluso puede aumentar el prurito generalizado. Lo más recomendable, según los expertos, es darse una ducha corta con agua tibia. Girar el grifo y aplicar un chorro de agua fría para aclarar la piel tampoco tiene grandes beneficios. El frío cierra los vasos sanguíneos que se dilatan con el calor.
    2. Utilizar jabones y geles con excesiva espuma: Usar productos que hacen más espuma no los hace más efectivos, sino todo lo contrario, pueden secar la piel y darle un aspecto áspero. El ingrediente de los jabones y geles que hace que produzcan más espuma es un agente tensioactivo. Los surfantes para el jabón son sustancias químicas que atraen tanto el agua como el aceite natural de la piel. Uno de los síntomas que pueden aparecer es una sensación de picazón en la piel causada por la sequedad. En estos casos, es tan sencillo como cambiar el producto por uno más suave.

      En caso de algún problema en la piel, consultar al dermatólogo sobre los productos específicos para su cuidado e hidratación.

    3. No enjugarse bien todo el cuerpo: Si llevamos prisa, muchas veces salimos de la ducha con restos de jabón, sobre todo en la zona del cuello o la nuca. Sin embargo, los dermatólogos advierten de que no enjugarse adecuadamente puede causar irritación de la piel y sequedad. En este caso, el tipo de producto también influye, porque algunos, como los que incluyen ingredientes hidratantes adicionales, sí ayudan a restaurar la piel después de la ducha.
    4. Aplicarse una máscara facial después de la ducha: Es un gesto común, lavarse la cara en la ducha y luego aplicarse una mascarilla. Sin embargo, no es así como se recomienda hacer, sino al contrario. Los expertos en dermatología aconsejan aplicar la mascarilla antes de lavarse la cara. Hacerlo al contrario puede provocar mayor sequedad en algunos tipos de pieles. Cualquier producto que se aplique después de la ducha se absorbe mucho más rápido, por lo que si aplicamos la mascarilla puede causar irritación. El producto más recomendable para darse después de la ducha es una crema hidratante.
    5. Utilizar una toalla áspera: Después de la ducha, sobre todo en los meses de frío, nos apresuramos para secarnos y vestirnos lo más rápido posible. Sin embargo, olvidamos que el secado de la piel es tan importante como la propia ducha. Para prevenir la piel seca lo mejor es utilizar una toalla suave, dando suaves palmaditas para retirar la humedad. El agua de la piel se evapora muy rápido después de la ducha, por lo que es importante aplicarse una crema hidratante para evitar problemas de sequedad, en los brazos, piernas y otras partes que tienden a secarse.

    Y para reforzar el cuidado de tu piel, también te puede interesar conocer los 10 malos hábitos que la dañan.

    878

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PielPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludProblemas Piel

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares