5 remedios naturales para afrontar el cambio de estación

Mejorar la respuesta del sistema inmunológico es fundamental para afrontar sin riesgos para la salud el cambio de estación. Toma nota de estos remedios naturales.

por , il

    El cambio de estación puede venir acompañado de un desplome de las defensas, especialmente cuando el termómetro desciende y el frío se convierte en rutina. Para reponer fuerzas, evitar la fatiga y mantener protegido nuestro sistema inmunológico, tenemos a mano una serie de remedios caseros y naturales infalibles. Sigue estos sencillos consejos para mejorar el cuidado de tu salud y, sobre todo, para poner a tono tus defensas de cara a que los virus y las bacterias no ataquen tu organismo.

    1. Germen de trigo

    Tomar zumo de naranja natural es una manera excepcional de ingerir vitamina C y magnesio para reforzar las defensas y aumentar la fuerza muscular. Añade una cucharada de germen de trigo al zumo natural, el segundo alimento más rico en zinc, un mineral que mantiene alejadas las gripes.

    2. Setas

    De potencia acción antivírica, puedes tomar cápsulas o ampollas elaboradas a base de setas orientales de efecto medicinal, como shiitake, maitake y reishi, que darán un buen empujón a las defensas, mejorando su capacidad de reacción ante los gérmenes y otras infecciones respiratorias.

    3. Caldo de pollo

    Si la desgana y la apatía te acompañan en este cambio de estación, incluye caldo de pollo en la dieta, que además entonar el cuerpo te ayuda a recuperar la energía. Prepara el caldo de pollo con verduras como puerro, zanahoria, nabo y perejil. Batir bien y tomarlo como si fuera un consomé.

    4. Jengibre

    Tanto para reponer las fuerzas, como para despejar las vías respiratorias, el jengibre es un aliado excepcional. Se puede tomar añadiendo una rodaja fina de jengibre al zumo de naranja, o bien utilizar como condimento en forma de ralladura para diferentes platos (pasta, arroz…).

    5. Muesli con nueces

    Rico en selenio, cuya carencia debilita las defensas y aumenta el riesgo de padecer infecciones respiratorias. Para cubrir las dosis mínimas de selenio, podemos tomar en el desayuno un cuenco de muesli, que puedes preparar de manera casera, y un puñado de nueces.

    Viajes y vacaciones