5 trucos para la acidez de estómago

Las comidas copiosas, las salsas o el alcohol pueden pasar factura a tu estómago. Si la acidez estomacal aparece después de comer, toma nota de estos trucos.

por , il

    Si después de las comidas notas una sensación de ardor o quemazón, es momento de poner freno a las molestias. Además de revisar la dieta, hay una serie de efectivos trucos que podemos poner en práctica y que nos ayudarán a evitar la acidez estomacal. No se trata de hacer ningún esfuerzo añadido, simplemente de prestar atención a nuestro estómago y, al tiempo, prestar más atención a lo que comemos. Para que la acidez no ponga un final molesto a tus comidas, toma nota de estos consejos.

    1. Ensaladas ligeras

    Zanahoria, manzana, lechuga, pechuga de pollo o atún en conserva son los ingredientes idóneos para preparar una ensalada que nos ayudará a hacer mejor la digestión. Las proteínas estimulan la producción de gastrina, hormona que interviene en la digestión. Evita la lechuga sola.

    2. Zumo de apio

    Entre otras muchas propiedades, el apio es un aliado idóneo para una buena digestión. Antes de las comidas puedes preparar un batido con 2-3 ramas de apio, combinado con una manzana y un par de zanahorias. De efecto desintoxicante, ayuda también a eliminar toxinas del organismo.

    3. Piña o papaya

    Ambas tienen en común su contenido en bromelina, una enzima que favorece la digestión y, sobre todo, si hemos tomado alimentos como carne. Una buena opción es tomar de postre unas rodajas de piña o papaya. Para calmar la mucosa digestiva también es buena la manzana.

    4. Ducha relajante

    ¿Sabías que el estrés aumenta la acidez estomacal? Es uno de los efectos negativos del estrés sobre la salud, así que lo mejor es liberar tensiones, y un buen remedio es darse una ducha relajante. El agua caliente ayuda a liberar tensiones, relajar músculos y eso facilitará la digestión al comer.

    5. Evitar las comidas muy calientes

    Antes de tomar cualquier alimento comprueba su temperatura, ya que si está demasiado caliente puede irritar la mucosa digestiva, lo que aumentará las molestias. También es importante evitar los alimentos demasiado fríos porque pueden generar el mismo problema.