Navidad 2016

5 trucos para prevenir las enfermedades del invierno

5 trucos para prevenir las enfermedades del invierno

Gripe, resfriados, dolor de garganta... son algunas de las dolencias más comunes que nos asaltan durante los meses de invierno. ¿Es posible prevenirlas con tan solo 5 trucos? Toma nota de estos aliados para mantener alejados los virus invernales.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Enfermedades respiratorias
Última actualización:
    5 trucos para prevenir las enfermedades del invierno

    Con la llegada del frío somos mucho más vulnerables a padecer dolencias como resfriados, gripes, dolor de garganta, tos o episodios de fiebre. Síntomas que podemos prevenir o, al menos, evitar en la medida de lo posible que nuestras defensas estén bajas. Te contamos 5 trucos para mantener alejadas las dolencias del invierno.

    1. Limitar el riesgo de contagio: Seguir una regla tan sencilla como lavarse las manos con frecuencia nos mantendrá protegidos de microorganismos peligrosos. Al toser o estornudar, cubrirse siempre la nariz y la boca para evitar que, a través de las microgotas de la saliva, se transmitan virus o bacterias. Es mejor utilizar pañuelos y toallitas de papel desechables. De igual manera, conviene evitar los espacios concurridos cuando notamos algún síntoma característico de la gripe o resfriado, donde de manera inconsciente aumentamos el riesgo de contagio.
    2. Pasear al aire libre todos los días: Cuando las temperaturas bajas, la tentación de refugiarse en casa, al calor de la estufa o chimenea, es grande, pero salir cada día a tomar el aire durante al menos 15-20 minutos es saludable. De igual manera, conviene renovar el aire de la casa todos los días (con ventilar durante 10 minutos es suficiente para que se renueve por completo una habitación).
    3. Evitar la temperatura ambiental demasiado alta: La temperatura demasiada alta favorece la aparición de enfermedades del invierno. La temperatura ideal se sitúa entre los 18 y los 20 grados, siendo mucho más saludable ponerse un suéter ligero que subir la calefacción. Demasiado calor provocará un choque mucho más brusco al organismo al cambiar de espacio, y además reseca las vías respiratorias, exponiéndonos más fácilmente a un resfriado. El nivel de humedad en casa debe ser el adecuado, en torno al 60%. Se pueden utilizar humidificadores.

    4. Una dieta sana, variada y equilibrada: Comer sano es la mejor manera de mantener alejados los problemas de salud. Para prevenir las dolencias invernales, lo mejor es apostar por una dieta rica en vitaminas y minerales, aliados del sistema inmune. Frutas como los cítricos son una valiosa fuente de vitamina C, con propiedades específicas para reforzar las defensas. Apuesta por verduras de temporada, como la calabaza, concentración de beneficios y propiedades nutricionales. Muy importante también la hidratación, siendo aconsejable tomar al menos un litro y medio de agua al día.
    5. Vestirse en capas: Contra los cambios de temperaturas y las trampas del frío, a la hora de elegir qué ponerse lo mejor es optar por las clásicas capas, es decir, vestirse como una cebolla. De esta manera, en función de la temperatura, nos podremos deshacer de prendas. Así, por ejemplo, elige una camiseta para debajo de un jersey no demasiado grueso, un abrigo y una bufanda. De esta manera también evitaremos la sudoración excesiva al entrar en espacios con la calefacción alta. De igual manera, en invierno es mejor optar por los tejidos naturales, como el algodón y la lana, que aseguran la transpiración correcta.

    También te puede interesar: Remedios naturales para el resfriado: ¿Qué hacer para combatirlo? y para aplicar la gripe: infusiones antigripales más adecuadas.

    643

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludEnfermedades respiratorias

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares