Navidad 2016

6 productos de higiene que nunca debes compartir con nadie

6 productos de higiene que nunca debes compartir con nadie

Hay determinados productos de higiene personal que conviene no compartir, no por falta de generosidad, sino porque un gesto tan inocente como prestarle el desodorante a otra persona puede conllevar algún riesgo para la salud. Descubre los 6 productos de higiene que nunca debes compartir.

por en Enfermedades frecuentes, Piel, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:
    6 productos de higiene que nunca debes compartir con nadie

    Compartir es bueno, pero prevenir también. Y el ejemplo lo encontramos en los productos de higiene personal. ¿Alguno de tus amigas o compañeras de piso se ha olvidado el desodorante? Lo más habitual es prestarle el nuestro, pero cuidado, porque hay algunos productos que deben ser reservados para uso exclusivo y personal. Echa un vistazo a estos seis artículos de higiene que no se debe compartir con nadie, incluido el jabón en pastilla.

    Un estudio publicado por la Universidad de Florida en el año 2008, entre los jugadores de fútbol, constató que aquellos que compartieron el jabón eran más vulnerables a padecer infecciones recurrentes. En este caso, la mejor solución es optar por el jabón líquido, el cual sí se puede compartir.

    Una de las propiedades del desodorante es evitar la proliferación y olor de las bacterias, es decir, tiene propiedades antimicrobianas. Los antitranspirantes, sin embargo, solo ralentizan el sudor, pero no matan los gérmenes. Aunque compartir el desodorante no causa infección, si puede ser una vía para transferir células de la piel y partículo del pelo de la axila.

    Especial cuidado con las maquinillas de afeitar, las cuales pueden contribuir a la transmisión de enfermedades como la hepatitis (B y C) o el VIH, tal y como alertan los dermatólogos. El cuidado de la piel exige no solo utilizar los productos más adecuados, sino que hay que vigilar el estado de estos productos.

    Las maquinillas de afeitar también puede causar infección por hongos o transmitir la denominada tinea corporis, más coocida como la tiña.

    Piénsalo dos veces antes de volver a usar la toalla de tu amigo/a. Y es que, según los expertos, compartir la toalla de baño después de ser usada puede propagar infecciones que van desde la conjuntivitis a la gonorroa (especialmente los casos en los que se usa una toalla húmeda). Lo mejor, antes de ir a la playa, la piscina o compartir espacio con otra persona, hay que asegurarse de que llevamos nuestra propia toalla.

    Incluso compartir el cepillo de dientes con tu pareja (a quien quieres y besas todo el tiempo) puede ser contraproducente, además de un poco repulsivo. Compartir el cepillo de dientes es un factor de riesgo para el contagio de las infecciones transmitidas por la sangre. Ya de por sí, cepillarse los dientes aumenta temporalmente los niveles de bacterias en el torrente sanguíneo, por lo que no hay razón para aumentarlos todavía más.

    La prevención se resume en dos palabras: hongos de uñas. Además, compartir el cortauñas también pueden suponer un riesgo de transmisión de infecciones, especialmente cuando tenemos alguna pequeña herida o lesión en la piel. Así que, la próxima vez que tu amigo o pareja te pidan un cortauñas, recomiéndale que se haga con uno para su uso o, bien, recurra a otros medios más tradicionales como las tijeras (limpiarlas al terminar).

    También te puede interesar: 5 cosas que probablemente haces mal en la ducha y los 10 hábitos higiénicos que sería mejor cambiar.

    692

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPielPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares