Navidad 2016

7 bebidas que no debes volver a consumir

7 bebidas que no debes volver a consumir

7 bebidas que no debes volver a consumir. En apariencia, no solo resultan refrescantes sino saludables, pero cuidado, porque algunas de estas bebidas contienen demasiadas calorías, la suma de los azúcares y las grasas que incluyen entre sus ingredientes.

por en Alimentación, Nutrición, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Peso
Última actualización:

    bebidas caloricas

    Si estás pensando en revisar tu dieta, tanto por motivos de peso como para mejorar la salud en general, no olvides prestar atención a las bebidas. Y es que hay algunas que, especialmente por su contenido calórico, conviene que anotes en la lista de las bebidas que no debes volver a consumir. Te contamos cuáles son.


    La cantidad excesiva de azúcar que contienen algunas bebidas las convierte en poco recomendables para la salud. No solo contribuyen a aumentar la presión arterial, sino también a ganar peso. Algunas bebidas, como vamos a ver a continuación, pueden ser incluso demasiado grasas para incluirlas en una dieta saludable. Aquí están las 7 bebidas a las que conviene prestar atención.


    El té helado es, sin duda, una de las bebidas más refrescantes y, a simple vista, una alternativa saludable a los refrescos azucarados. Una bebida que eligen, sobre todo, las personas que están a dieta, partiendo de la premisa de que el té verde es un excelente aliado para adelgazar. Pero, cuidado, porque no todas las marcas de té helado son tan bajas en calorías como pensamos, ya que suelen llevar un alto contenido de azúcar. La mejor opción, preparar el té helado en casa, sin añadirle azúcar, por supuesto. Puedes añadir unas gotas de zumo de limón.


    Combinado con churros es, de hecho, una de las 10 comidas más grasas del mundo. Pero nos vamos a detener en el chocolate, sin duda un capricho dulce para el paladar, pero cuidado, porque no todos los chocolates que pedimos en bares y cafeterías son bajos en calorías. De hecho, algunos chocolates calientes pueden superar las 700 calorías. Además, esta bebida contiene grasa, por lo que si estás a dieta conviene evitarla.


    Al leer la etiqueta de las botellas, en algunas de ellas aparecen incluso vitaminas y otros nutrientes, pero no hay que dejarse engañar, porque también pueden contener excesivas cantidades de azúcares. El agua en sí no tiene calorías, sin embargo, descubrimos que algunas marcas de aguas de sabores contienen hasta 150 calorías, además de azúcar. Si optas por una de estas aguas, comprueba siempre la etiqueta antes de hacer una compra. Lo más saludable es beber agua del grifo o añadirle, directamente en casa, unas gotas de zumo de frutas recién exprimido. De esta manera sí nos aseguramos de recibir las vitaminas y minerales de las frutas.



    Las bebidas energéticas se han convertido en un aliado para aguantar las largas jornadas de estudio o de trabajo, pero es importante saber qué hay detrás de estas fuentes de energía instantánea. Y es que algunas marcas superan las 200 calorías, además de contener en un lata más azúcar incluso que los refrescos tradicionales. Las bebidas energéticas, por tanto, pueden favorecer el aumento de peso y de azúcar en la sangre. Abusar de estas bebidas puede provocar arritmias del corazón, entre otros problemas.


    ¿Te gusta disfrutar de los cócteles? Una bebida semicongelada que, especialmente en los meses de calor, se convierte en mucho más atractiva para el paladar. Sin embargo, antes de pedir, conviene tener en cuenta algunos aspectos. Algunas bebidas mezcladas y congeladas pueden contener más calorías de las deseadas. Así, por ejemplo, un cóctel de piña colada puede tener más de 800 calorías, y es que algunas bebidas alcohólicas, sobre todo las blancas, son características por su elevado nivel calórico.


    Los batidos, o postres líquidos, son una delicia para el paladar, pero, ¿son adecuados para mantener el peso? Hay que ser cautelosos a la hora de tomarlos, sobre todo si van acompañados de una capa de chocolate, por ejemplo. A menudo, los batidos que se comercializan contienen azúcar y grasa, por lo que pueden superar las 500 calorías. Esto garantiza el aumento de peso. La mejor solución es preparar el batido directamente en casa, ya que nos aseguraremos de que es mucho más saludable al reducir la grasa y el azúcar. Puedes prepararlo con leche desnatada y fresas frescas, por ejemplo.


    Los smoothies pueden ser una excelente alternativa para tomar si estás a dieta. Comer muchas frutas y verduras está ligado a una disminución del riesgo de padecer diversas enfermedades, sobre todo del corazón. Sin embargo, no todos los smoothies que se venden en los bares y cafeterías son el mejor aliado para bajar de peso, ya que suelen incorporar elevadas cantidades de azúcar refinado para mejorar su sabor. Algunos incluso incorporan helado con leche entera (más grasa). Pero no hay por qué renunciar a los deliciosos y saludables smoothies. Para ello, puedes prepararlos directamente en casa.

    También te puede interesar: 10 bombas calóricas que parecen sanas pero no lo son y Batidos naturales: ¡Refréscate con vitaminas!

    1085

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónNutriciónPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludPeso

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares