Navidad 2016

7 razones saludables para tomar el sol

7 razones saludables para tomar el sol

¿Por qué tomar el sol? Te contamos hasta 7 razones saludables para dejarte querer este verano por los rayos del sol, eso sí, siempre con la debida protección.

por en Piel, Prevención, Salud de Mujer, Bronceado, Consejos Salud
Última actualización:
    7 razones saludables para tomar el sol

    Todos sabemos lo importante que es no exponerse al sol sin la debida protección -principal factor de riesgo del envejecimiento prematuro de la piel y del cáncer de piel-, pero no siempre recordamos los beneficios que reporta para nuestra salud tomar el sol. Siguiendo los consejos básicos sobre protección de la piel ante el sol (aplicarse un protector solar adecuado al tipo de piel, no exponerse en las horas centrales, utilizar gafas de sol y sombrero…), conseguir un bonito bronceado en verano es también una forma de ganar en salud. Éstas son las 7 razones saludables para tomar el sol.

    1. Fuente de calcio y vitamina D: Dos de los nutrientes esenciales para nuestro organismo. Tan solo es necesario estar 15 minutos al día al sol -evitando las horas centrales- para que nuestro organismo reciba la cantidad diaria de vitamina D que necesita, fundamental para asegurar la correcta absorción del calcio (mineral aliado de los huesos y los dientes).
    2. Nutrientes para la piel: El sol es bueno para la piel. Tomado con precaución, ayuda a eliminar el acné (y las antiestéticas marcas) y mejora los síntomas de la psoriasis, una enfermedad autoinmune cuyos síntomas remiten con el sol.
    3. Mejora el estado de ánimo: Los rayos solares favorecen la producción de serotonina, el neutransmisor que influye directamente en el estado de ánimo, en el sueño, en el apetito e, incluso, actúa como un potente afrodisíaco.
    4. Aumenta las defensas: El sol es un buen aliado del sistema inmunológico, ya que, entre otros, favorece la producción de glóbulos blancos (linfocitos), células que son un escudo del organismo para defenderse ante los ataques de agentes infecciosos.
    5. Reduce el colesterol: Una investigación de la Universidad de Oxford constató que los rayos UV son capaces de metabolizar el colesterol y, por tanto, evitar que se puedan adherir a las paredes de las arterias.

    6. Ayuda a reducir el cáncer: Evitar siempre el sol puede hacernos más vulnerables a padecer determinados tipos de cáncer, como cáncer de mama, de colon, de próstata e, incluso, de piel. Exponerse demasiado, y sobre todo sin la debida protección, también aumenta el riesgo de cáncer de piel. La respuesta la encontramos en la vitamina D, un escudo protector de las células. Hay que buscar el término medio a la hora de tomar el sol sin riesgos.
    7. Reducir la tensión arterial: La luz solar ayuda a mejorar nuestro estado físico y emocional, tal y como han constatado diferentes investigaciones científicas. Entre los beneficios, el sol disminuye la presión sanguínea, reduciendo los riesgos cardiovasculares, al dilatar los vasos sanguíneos y activar la circulación de la sangre.

    Recuerda, además, que para conseguir un bonito bronceado, y más duradero, seguir una dieta sana y equilibrada también ayuda. De hecho, en nuestra despensa vamos a encontrar alimentos que nos ayudarán a broncearnos de manera saludable desde dentro.

    También te puede interesar: Moreno exprés: dieta y consejos para un bronceado en tiempo récord y cómo preparar tu piel para el sol: cuidados indispensables.

    658

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PielPrevenciónSalud de MujerBronceadoConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares