Navidad 2016

7 remedios naturales para prevenir el ictus

7 remedios naturales para prevenir el ictus

Comer sano, siguiendo las bases de la dieta mediterránea, es esencial para prevenir el ictus. Toma nota de estos 7 remedios naturales que te ayudarán a reforzar la salud del cerebro y a reducir el riesgo de sufrir un infarto cerebral.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Remedios caseros, Salud de Mujer, Beneficios alimentos, Consejos Salud, Ictus
Última actualización:
    7 remedios naturales para prevenir el ictus

    Llevar una vida sedentaria, el exceso de alcohol, el tabaco, el sobrepeso, la hipertensión o los niveles de altos de colesterol y de triglicéridos son algunos de los factores de riesgo que nos pueden hacer más vulnerables a padecer un ictus. Para mejorar la prevención, y para reducir algunos de estos factores, la dieta juega un papel fundamental. La dieta mediterránea, tal y como se ha constatado, es la mejor aliada de nuestra salud y de nuestro cerebro. Dieta en la que no deben faltar estos 7 remedios naturales contra el ictus.

    1. Ajo, cebolla y aceite de oliva para los aliños: El aceite de oliva virgen extra reduce hasta en un 40% el riesgo de padecer un infarto cerebral. El secreto reside en su contenido en ácido oleico. En caso de tener alto los niveles de colesterol o ser hipertenso, conviene añadir un diente de ajo picado a los aliños. Y para mantener a raya los niveles de azúcar, nada como tomar cebolla cruda, especialmente rica en un compuesto como la insulina vegetal.
    2. Calabaza y zanahoria: Según algunos estudios comer 5 veces a la semana calabaza o boniato, ya sea en puré o en crema, puede ayudar a reducir el riesgo de padecer un ictus en más de un 65%. La respuesta está en su contenido en betacarotenos, un pigmento naranja que evita la aparición de cóagulos y ayuda a mantener limpias las paredes de las arterias.
    3. Pipas de girasol: Entre los beneficios de las pipas de girasol (las puedes espolvorear por encima de la ensalada o de los purés de verduras) se incluye que son buenas para reducir los niveles de triglicéridos y colesterol.

      También ayudan a combatir el estrés.

    4. Sal de sésamo: También conocida como gomasio, es un condimento rico en calcio, potasio y magnesio, tres minerales que ayudan a controlar la tensión arterial. Se puede preparar mezclando 10-15 partes de sésamo, previamente tostado y pulverizado, con una de sal marina (si padeces hipertensión, mejor sal hiposódica). El gomasio mejora el colesterol bueno, reducienod los riesgos del colesterol malo.
    5. Granada y naranja: No hay manera más saludable de empezar el día que apostando por un zumo de granada y naranja, rica en ácido fólico, vitamina C, magnesio, potasio y antocianinas. Todos ellos ayudan a mantener en buen estado las arterias, previniendo la formación de coágulos.
    6. Coles y berenjena: Las verduras son básicas en una dieta sana y equilibrada, una regla que se mantiene cuando se trata de prevenir los ictus. Consumir varias raciones de hortalizas y verduras al día reduce los riesgos hasta en un 11%. Entre las verduras a elegir, las más beneficiosas son las que contienen fibra y magnesio (coles, verduras de hojas verdes…), así como antocianinas (col lombarda, berenjenas).
    7. Kiwi, mango y frutas del bosque: El kiwi y el mango nos aportan una buena dosis de vitamina C, mientras que las frutas del bosque aportan potasio, ofreciéndonos un mayor nivel de protección frente al riesgo de padecer un ictus.

    También te puede interesar: Ictus: caminar para prevenirlo y descubre los beneficios de la dieta mediterránea: aceite de oliva y nueces contra el infarto y el ictus.

    663

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónRemedios caserosSalud de MujerBeneficios alimentosConsejos SaludIctus

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares