Navidad 2016

8 razones para comer helados este verano

8 razones para comer helados este verano

Pueden parecer un simple capricho dulce, pero en realidad comer helados es bueno para la salud. Te damos hasta 8 buenas razones para no renunciar a tomar un helado de postre este verano.

por en Alimentación, Nutrición, Salud de Mujer, alimentación sana, Beneficios alimentos, Consejos Salud
Última actualización:
    8 razones para comer helados este verano

    Los helados son ricos en proteínas, vitamina B, calcio y ácido fólico, además de ser refrescantes e hidratantes. Son algunos de los argumentos, más que saludables, que avalan que los helados, tomados con moderación, no son un simple capricho por tomar algo dulce. ¿Sabías que tomar un helado puede ser antiestresante? No renuncies a su sabor y toma nota de estas 8 razones para comer helados:

    1. Combaten la deshidratación: Su aporte en agua ayuda a hidratar y a refrescar. No hay que olvidar que durante los meses de más calor hay que aumentar la ingesta de líquidos, sobre todo de agua. No hay que esperar a tener sed para beber, ya que perder tan solo el 2% del nivel hídrico de nuestro cuerpo puede, por ejemplo, provocar dolor de cabeza por deshidratación. Hay que beber, al menos, 2 litros de agua al día.
    2. Ricos en vitaminas y antioxidantes: Especialmente los helados de frutas, que aportan vitaminas A y C y carotenoides.
    3. Ricos en proteínas: Sobre todo los helados elaborados con leche aportan proteínas de alta calidad, siendo un buen recurso en los casos de inapetencia (por ejemplo, los niños, los ancianos).
    4. Ricos en ácido fólico: Si los helados incorporan frutas y lácteos, también nos aportarán ácido fólico (vitamina B9) o vitamina B12 (lácteos y huevo).
    5. Ricos en calcio: Los helados que incluyen entre sus ingredientes la leche u otros lácteos aportan calcio, siendo buenos para mantener la salud de los huesos. Puedes preparar tu propio yogur en casa congelando yogures, tras batirlo bien y añadir trozos de fruta.
    6. Ayudan a controlar el peso: Los helados no tienen por qué sumar más calorías a la dieta, ya que se puede optar por un helado desnatado o bajo en calorías.

      Los helados artesanales, por ejemplo, con fruta y lácteos desnatados, solo tienen un 6% de grasa y muy pocos azúcares. Los de hielo, por su parte, apenas tienen calorías, aunque tampoco valor nutritivo.

    7. Ayudan a evitar el estrés: Los que incluyen cacao (70%) entre sus ingredientes son antiestrés, ya que el cacao ayuda a liberar endorfinas, neurotransmisores que se relacionan con el buen humor. Los helados, por lo tanto, pueden aliviar la tensión y la ansiedad.
    8. Helados sin gluten: Por lo tanto, aptos para celiacos. Ya podemos encontrar en el mercado un buen número de marcas que incluyen helados libres de gluten.

    Lógicamente, para sacarle el máximo partido a los helados hay que tomarlo dentro de una dieta sana, variada y equilibrada. No hay que abusar de los helados, pero sí se puede tomar como postre, como tentempié o a la hora de la merienda. Los más saludables, los helados elaborados con frutas o lácteos.

    También te puede interesar: Helados naturales: tipos y formas de preparación.

    584

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónNutriciónSalud de Mujeralimentación sanaBeneficios alimentosConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares