Navidad 2016

8 soluciones caseras a los problemas más comunes de la boca

8 soluciones caseras a los problemas más comunes de la boca

8 soluciones caseras a los problemas más comunes de la boca. Dolor de muelas, mal aliento, boca seca o llagas son algunos de los problemas que podemos aliviar con remedios caseros, al menos hasta que vayamos al dentista.

por en Cuidado Dental, Remedios caseros, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:

    soluciones problemas boca

    Mal aliento, dolor de muelas, boca seca o llagas en la boca. Son algunos de los problemas más comunes de la boca, y también más molestos. Para aliviar estas situaciones vamos a ver las 8 soluciones caseras más eficaces para los problemas más frecuentes en la boca.


    Ante cualquier dolencia o señal de problema en la boca es aconsejable visitar al dentista. Si la dolencia es leve, o para aliviar el problema mientras esperamos para acudir al dentista, podemos recurrir a algunos remedios caseros rápidos y eficaces. Soluciones caseras que, en algunos momentos, pueden ayudar a reducir el riesgo de sufrir secuelas derivadas de las lesiones o accidentes en la boca. Vamos a ver las soluciones caseras para los problemas más comunes de la boca.


    El mal aliento puede ser consecuencia de la acumulación de sarro en la boca o por falta de hidratación (boca seca). Para solventar este problema, es recomendable tomar una infusión de menta poleo o de regaliz. También es efectivo masticar hojas de menta. Si el problema se debe a la sequedad puedes tomar cítricos, frutas que ayudan a aumentar la producción de saliva.


    Si las llagas aparecen tras moderse, sin querer, la lengua o el labio, o bien por estrés o por alergias, podemos recurrir a un colutorio antiséptico a base de clorhexidina para evitar las infecciones.


    La deshidratación o la ingesta de medicamentos suelen ser las principales causas de sequedad de la boca. Cuando esta sensación resulta muy incómoda se puede aliviar comiendo un helado de hielo. Esto activa las glándulas salivares y proporcionan humedad instantánea a la boca.


    Si de manera puntual se produce un sangrado de la encía, cepilla con mucha suavidad y enjuaga la boca con agua y bicarbonato. A continuación enjuaga con agua y una pizca de sal. Es una solución, como hemos dicho, para una molestia puntual. Si las encías sangran a menudo hay que acudir al dentista ya que es señal de un problema más severo en la boca.



    Si un resto de alimento se clave en las encías o el paladar, lo primero es desinfectar. Realiza un enjuague con un colutorio antiséptico, pero si no tienes puedes preparar uno: una cucharadita de sal por un litro de agua.


    El dolor de mandíbula suele estar provocado por mantener apretados los dientes por la noche. Para liberar tensiones en la mandíbula: inspira una bocanada de aire y llena los carrillos. Suéltalo poco a poco por la boca. Repite cuatro veces seguidas. El dolor de mandíbula también puede aparecer al masticar.


    Si como consecuencia de un golpe se afloja un diente, hay que colocarlo de forma suave en su posición y sujetarlo con una gasa humedecida. A continuación, acude al dentista. Si el problema es un puente hay que acudir al dentista, ya que el diente puede quedar expuesto y sin esmalte.


    La lengua es un órgano extremadamente sensible. Ello hace que, a la mínima lesión, como morderse la lengua sin querer, sangre de manera escandalosa. Si es el caso, lo primero es evitar la infección, al estar expuesta a muchas bacterias. Coloca sobre la lengua una gasa con agua y bicarbonato sódico. Para aliviar el dolor, chupar un cubito de hielo que además ayudará a reducir la inflamación. Esto también funciona para cuando sin querer nos mordemos la cara interna del carrillo.

    También te puede interesar: Primeros auxilios: los 10 errores más comunes.

    977

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Cuidado DentalRemedios caserosSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares