Achicoria: propiedades nutricionales, cosméticas, benéficas y laxantes

Su nombre científico es Cichorium intybus, detrás del que se esconde una planta con numerosas propiedades para la salud. Descúbrelas.

por , il

    La achicoria es una planta especialmente beneficiosa para mejorar la salud y el bienestar. Conocida desde la antigüedad, la cultura romana, griega y egipcia la utilizaban tanto por sus propiedades nutritivas como terapéuticas, a las que hay que añadir sus propiedades cosméticas y laxantes. Vamos a ver, más detenidamente, en qué nos puede ayudar tener a mano unas ramitas de achicoria.

    1. Propiedades nutricionales

    La achicoria, en el capítulo nutricional, es apreciada por su alto contenido en minerales, tales como hierro, calcio, fósforo y potasio, así como en vitaminas (especialmente del grupo A, B, C y K). Además, la achicoria es rica en agua, en fibra, en almidón y ácido cicórico, lo que le aporta su particular sabor amargo.

    2. Propiedades cosméticas

    Las hojas y raíces de la achicoria se utilizan para preparar cremas para la cara, así como para combatir el enrojecimiento de la piel. Es beneficiosa también para fortalecer el cabello. Para calmar la irritación de la piel y paliar el acné, un remedio natural y casero es aplicar unas compresas bañadas en infusión de achicoria.

    3. Propiedades curativas

    La achicoria reporta beneficios al sistema cardiovascular, siendo capaz de regular el ritmo cardíaco. También es beneficiosa para reducir ciertos tipos de inflamación, estando además indicada para aquellos que sufren de desequilibrios en los niveles de glucosa o de colesterol, ya que ayuda a regularlos de manera natural.

    4. Propiedades laxantes

    La achicoria tiene propiedades depurativas y desintoxicantes, siendo un eficaz laxante. Razón por la que es buen aliado para los que sufren de problemas de estreñimiento, siendo capaz de estimular la actividad de riñones y de hígado. También es útil en caso de flatulencias. Un compendio de beneficios que se esconden detrás de la achicoria.

    5. Contraindicaciones

    La achicoria se debe evitar en casos de úlcera péptica o de gastritis. Tampoco es bueno abusar de su ingesta, ya que puede tener justo el efecto no deseado, como interferir en la capacidad de acción de algunos medicamentos, como por ejemplo los utilizados para bajar la presión arterial. Siempre es importante conocer las dos caras de las plantas que tomamos.