Navidad 2016

Alergia a las gramíneas: síntomas y alimentos que debemos evitar

Alergia a las gramíneas: síntomas y alimentos que debemos evitar

Alergia a las gramíneas: síntomas y alimentos que debes evitar. Y es que ciertos alimentos conviene tomarlos con moderación, ya que nos pueden hacer más vulnerables a padecer reacciones alérgicas.

por en Alimentación, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Alimentos Prohibidos, Consejos Salud
Última actualización:

    alergia gramineas

    La alergia a las gramíneas es una de las alergias estacionales más comunes, cuyos síntomas aparecen sobre todo en primavera. ¿Qué podemos hacer para evitarla? De entrada, vamos a ver cuál es la relación entre alergia y alimentación y qué alimentos conviene evitar.


    Congestión nasal, lagrimeo constante, tos y picazón de los ojos son los síntomas más comunes de la alergia a las gramíneas. Síntomas que pueden provocar malestar general, asociado con fatiga, nerviosismo e irritabilidad, lo cual puede influir notablemente en la realización de las tareas y actividades diarias. La relación entre la alergia a las gramíneas y la alimentación ha sido constatada por varias investigaciones, desvelando que algunos alimentos pueden hacernos más vulnerables a las reacciones alérgicas a aquellas personas más sensibles e intolerantes al polen. De ahí, que ciertos alimentos, si somos alérgicos a las gramíneas, convenga tomarlos con moderación y, en la medida de lo posible, evitarlos.


    Los síntomas de la alergia a las gramíneas aparecen cuando nos exponemos a los alérgenos, en este caso, el polen de las plantas. El goteo y la congestión nasal son los más típicos, así como los ojos llorosos, resultado de una intensa sensación de picazón. Ésta también puede afectar a la boca o a la garganta. Los ojos se hinchan, aparecen las ojeras, los estornudos, la tos e, incluso, se nota una pérdida de los sentidos del olfato y el gusto. Todo ello da como resultado una sensación de fatiga general, con una inquietud que interfiere en las tareas de la vida diaria, y que también puede provocar problemas para conciliar el sueño.


    Para tratar la alergia a las gramíneas se puede recurrir a la vacuna, muy eficaz y útil en términos de prevención. Por otra parte, la homeopatía también ha adquirido un lugar destacado en la prevención y tratamiento de las alergias. Y, por supuesto, la dieta, a la que ha que prestar atención especial. Investigaciones científicas ha demostrado que las personas que son alérgicas a las gramíneas pueden manifestar los síntomas típicos de una crisis alérgica al ingerir ciertos alimentos. Es lo que se conoce como reactividad cruzada, un fenómeno capaz de desencadenar un síndrome de alergia . Se produce en la boca, con picazón o ardor en la garganta y la inflamación de la membrana mucosa de la lengua y los labios. Cada alergeno está constituido por un conjunto de proteínas, algunas de las cuales son capaces de estimular la producción de anticuerpos. Las proteínas que pertenecen a diferentes alérgenos pueden tener una estructura similar.

    ¿Qué alimentos conviene evitar? La incluye: cítricos, tomate, melón, arroz, centeno, el apio, la cebada, el maíz, la remolacha, ciruelas, sandía, kiwi, cerezas, albaricoques, almendras y cacahuetes.

    También te puede interesar: 10 remedios para librarse de la alergia esta primavera y alergias estacionales: prueba con la acupuntura.

    731

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerAlimentos ProhibidosConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares