Alergia al marisco: remedios y qué no debemos comer

Alergia al marisco: remedios y qué no debemos comer

¿Tienes alergia a algún alimento? Si tu sistema inmunológico dice no al marisco, presta atención a estos alimentos.

por en Alimentación, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Marisco
Ultimo aggiornamento:

    Las alergias a determinados alimentos son más comunes de lo que pensamos. Entre las más conocidas, la alergia a los frutos secos, a la lactosa, al gluten , al huevo o al marisco. La alergia al marisco puede hacer referencia sólo a ciertos alimentos de este tipo o a todos. Los crustáceos son animales marinos que suelen vivir en el agua y se protegen con un caparazón muy duro, como por ejemplo, cangrejo, langostino, camarones, langosta, gambas. Los moluscos, también animales marinos, tienen un cuerpo más blando y suelen estar dentro de una concha (almejas, mejillones…). El tipo de marisco que con más frecuencia produce alergia es el crustáceo; seguido de los moluscos (mejillones, almejas, ostras) y los cefalópodos (sepia, calamar, pulpo). La alergia puede causar síntomas leves (como urticaria o eczema) o reacciones más grave (como problemas respiratorios y desmayos).

    Los síntomas de la alergia a los mariscos son urticaria, picazón, eczema, inflamación de la cara, hinchazón de la boca y los labios, respiración sibilante, congestión nasal, problemas respiratorios, dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómitos, mareos, desmayos, y hormigueo en la boca. En los casos más graves, puede producirse el denominado shock anafiláctico, potencialmente mortal si interfiere con la respiración.

    Todas las alergias alimentarias son causadas por una reacción del sistema inmunológico. El sistema inmunológico identifica algunas de las proteínas ingeridas como dañinas, provocando la producción de anticuerpos para derrotarlas. Hay que recordar que el riesgo de alergia a los mariscos aumenta si padecemos otras alergias de cualquier tipo o hay antecedentes familiares. Este tipo de alergia se puede desarrollar a cualquier edad, si bien es más común en los adultos, siendo además las mujeres más vulnerables a padecerla. En la infancia, por el contrario, la alergia a los mariscos es más común en los niños.

    La única manera de evitar una reacción alérgica a los crustáceos y los moluscos es no ingerirlos. La mayoría de las personas con alergia a los mariscos sí pueden comer pescado. Si experimentamos una reacción alérgica leve a los mariscos, medicamentos como los antihistamínicos pueden reducir los síntomas tales como erupciones y picazón. En el caso de reacción alérgica grave, generalmente se requiere una inyección de epinefrina de emergencia. Es aconsejable, por tanto, acudir de inmediato a urgencias.

    Como medida de precaución se deben evitar todos los productos que puedan contener marisco entre sus ingredientes, por lo que siempre hay que leer la etiqueta de los alimentos porque puede estar oculto. De hecho, los pequeños rastros de marisco también pueden causar una severa reacción en algunas personas. Incluso algunas personas pueden necesitar mantener alejadas de las áreas donde los mariscos son simplemente preparados o cocinados.

    También te puede interesar: El marisco durante el embarazo: Todo lo que debes saber y qué hacer ante la alergia a los ácaros: Soluciones y remedios caseros.

    667

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludMarisco Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares