Navidad 2016

Alimentos refinados: Qué son y por qué son malos

Alimentos refinados: Qué son y por qué son malos

Alimentos refinados: Qué son y por qué son malos. Han sido sometidos a diferentes procesos de manipulación hasta su presentación final. Esto no solo reduce notablemente su valor nutricional, sino que puede poner en riesgo nuestra salud si abusamos de su consumo.

por en Alimentación, Nutrición, Prevención, Salud de Mujer, Alimentos Prohibidos, Consejos Salud
Última actualización:

    alimentos refinados

    Los alimentos refinados, ¿son saludables? Vamos a ver cuáles son las razones que explican que conviene evitar ciertos alimentos, ya que pueden resultar perjudiciales para nuestro organismo. ¿Qué son los alimentos refinados?, ¿por qué son malos?


    Los alimentos procesados y refinados pueden resultar perjudiciales para la salud y el bienestar. Alimentos elaborados, por ejemplo, con harinas o azúcares refinados, grasas hidrogenadas. Cuando un alimento no se presenta en su estado natural, significa que ha pasado por diferentes procesos, los cuales pueden haber ido destruyendo gran parte de su valor nutricional. ¿Por qué los alimentos refinados no son buenos para la salud? La respuesta a esta pregunta explicará por qué conviene evitarlos en la medida de lo posible.


    Los alimentos refinados a menudo contienen aditivos de fosfato (qué se esconde detrás de los aditivos alimentarios), los cuales se añaden para darle más sabor o para mejorar su consistencia y durabilidad. Sin embargo, también pueden tener efectos sobre el organismo, provocando un envejecimiento más rápido de las células, el debilitamiento de los huesos y dañar los riñones. Además, diferentes estudios han constatado que los azúcares refinados, la harina procesada y otros ingredientes artificiales, aumentan la probabilidad de padecer enfermedades del corazón, problemas neurológicos, inflamación e insuficiencia respiratoria.


    Los alimentos procesados ​​estimulan la dopamina, la llamada hormona del placer, que a su vez crea una especie de adicción a estas sustancias, alimentando el deseo de hartarse, por ejemplo, de dulces y golosinas. Esto nos hace más vulnerables a los problemas de obesidad, diabetes, colesterol alto, enfermedades del corazón y cáncer.


    Si tienes dificultades para concentrarte, quizá la causa esté en la alimentación.

    El consumo de comida precocinada o envasada (a base de ingredientes refinados como harina y azúcar blanco) puede dar lugar a cambios de humor, irritabilidad y fatiga. Esto es debido a que los niveles de energía son bajos, y por lo tanto la función cognitiva es menos eficiente.


    Todo alimento refinado ha sido manipulado, lo que puede dañar al sistema digestivo e intestinal.


    La mayoría de los alimentos procesados que se encuentran en el mercado no vienen de la tierra, sino de los laboratorios. Las cantidades excesivas de esos alimentos pueden contaminar la sangre y afectar la función intestinal. Además, hay que tener en cuenta, en el caso de muchos productos, del uso de una marea de pesticidas. ¿Alguna vez ha pensado que en algunos cereales de desayuno puede concentrarse hasta 70 tipos diferentes de pesticidas?

    Los alimentos procesados ​​son en su mayoría sintéticos, y sus ingredientes han sido sometidos a una fuerte manipulación y modificación. No es casual, por ejemplo, que no desarrollan moho después de varios días abiertos.

    También te puede interesar: 6 alimentos que favorecen el cáncer y los ingredientes refinados: 5 alimentos que no están envenenando.

    729

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónNutriciónPrevenciónSalud de MujerAlimentos ProhibidosConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares