Navidad 2016

Alimentos ricos en magnesio: Lista imprescindible

Alimentos ricos en magnesio: Lista imprescindible

Magnesio: Propiedades, beneficios y alimentos que lo contienen El magnesio, por sus propiedades, es fundamental en nuestra dieta para prevenir numerosas enfermedades o dolencias. Descubre sus secretos y dónde encontrar el magnesio.

    Alimentos ricos en magnesio: Lista imprescindible

    Magnesio: Propiedades, beneficios y alimentos que lo contienen. El magnesio es sinónimo de beneficiosas propiedades para nuestra salud. ¿Qué alimentos lo contienen? Vamos a ver más detenidamente cual es el papel esencial que cumple el magnesio y dónde podemos encontrarlo para obtener todos sus beneficios.


    El magnesio es uno de los minerales esenciales para nuestro organismo. No en vano, el magnesio contribuye a la función nerviosa y muscular, fortalece el sistema inmunológico y el tejido óseo, regula el latido del corazón, la presión sanguínea y los niveles de glucosa. También está involucrado en el metabolismo y juega un cierto papel en la síntesis de proteínas. Por esta razón, cuando se produce un déficit o carencia de magnesio es aconsejable recurrir a los suplementos.


    La ingesta de magnesio juega un papel importante en la regulación de la digestión e interviene tanto en los casos de diarrea como de estreñimiento. El magnesio ajusta el pH y alivia los problemas inflamatorios. Debido a estas propiedades resulta muy útil en los casos de colitis y espasmos digestivos. También tiene un suave efecto laxante.


    El magnesio también actúa sobre el sistema nervioso, ayudando en los casos de agotamiento físico y mental. Interviene en todos los procesos enzimáticos que se relacionan con la producción de energía, siendo beneficioso en los casos de fatiga. A esto hay que sumarle otras propiedades, como la de ayudar a calmar el estrés y todos los síntomas físicos vinculados, como dolor de estómago, síndrome de intestino irritable, tensión muscular, dolores de cabeza y aumento del ritmo cardiaco. Asimismo, actúa contra el nerviosismo y la ansiedad. Es por este motivo que el magnesio está indicado en los casos de tratamiento de la depresión, hipocondría y ataques de pánico.


    El magnesio también es un aliado de primera para reducir el dolor menstrual. En concreto, reduce los síntomas del síndrome premenstrual, como la irritabilidad y los cambios de humor. Al intervenir en los mecanismos bioquímicos regula los sofocos típicos de la menopausia, así como la ansiedad y la depresión que puede estar asociada a esta etapa de la vida de las mujeres.



    El magnesio ayuda a fortalecer los huesos y previene la artritis y la osteoporosis. También ayuda a prevenir la aparición de calambres y las contracciones neuromusculares.


    El magnesio es capaz de purificar la piel. Precisamente, gracias a esta propiedad, resulta muy útil en el tratamiento del acné. Es un antibacteriano y antiinflamatorio natural. Sin embargo, no resulta eficaz contra las espinillas, ya que en este caso están provocadas por la inflamación de la piel a causa de una bacteria.


    El magnesio también está implicado en la regulación del metabolismo. Se utiliza en el tratamiento de la obesidad y como ayuda para la pérdida de peso. Reduce los niveles de triglicéridos en la sangre y mantiene altos los niveles de colesterol bueno. El magnesio también regula la glucosa.


    Un estudio sobre la aterosclerosis llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Universidad de Osaka (Japón) constató la importancia del magnesio en la salud. La investigación, que duró 15 años, contó con la participación de más de 58.000 adultos (entre 40 y 79 años). Los resultados constataron diferencias en la eficacia de este nutriente entre hombres y mujeres, así como en función de la edad. Aquellos que tomaron en torno a 274 mg de magnesio al día, en comparación con los que solo tomaron 174 mg, redujeron los riesgos cardiovasculares en un 36%.

    Este estudio lo que ha constatado es que el magnesio puede ejercer un efecto protector contra algunas enfermedades. Entre sus propiedades, está la de reducir la inflamación, lo que ayuda a controlar la presión sanguínea y a reducir las arritmias cardiacas. En resumen, la inclusión de determinados nutrientes en la dieta, como el magnesio, puede ayudar a proteger nuestra salud de muchas dolencias.


    Los alimentos especialmente ricos en magnesio son los cereales integrales, el salvado, las legumbres (soja, frijoles), los frutos secos (almendras, nueces, avellanas, cacahuetes, pistachos), chocolate y algunas verduras (coliflor, brócoli, patatas, tomates, berenjenas…). Entre las frutas destacan las fresas, naranjas, cerezas, frambuesas, moras, uvas, piña y melón.

    Según datos médicos, la ingesta de magnesio, en las edades comprendidas entre 19 y 30 años, debe rondar los 400 mg al día. En cuanto a las mujeres, en torno a los 310-320 mg.

    1135

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares