Alopecia androgénica en mujeres: ¿Cuestión de genética?

La alopecia androgénica en mujeres recibe este nombre por su relación con las hormonas masculinas. ¿A qué se debe esta caída del pelo?, ¿cómo reconocerla?

por , il - Última actualización

    Alopecia androgénica en mujeres: ¿Cuestión de genética?

    La alopecia androgénica en mujeres es un tipo de alopecia, pérdida anormal de cabello o calvicie femenina, y que recibe este nombre por su vinculación con las hormonas masculinas (andrógenos), aunque no hay que descartar otras causas como la edad o la herencia genética.

    Si después de peinarte descubres que en el cepillo hay demasiados pelos es hora de prestar atención a tu cabello. No hay que hacer saltar las alarmas antes de tiempo, pero es cierto que la prevención vale por dos.

    ¿Qué es la alopecia androgénica femenina?

    La alopecia androgénica en mujeres se produce por un aumento de la presencia de determinadas hormonas masculinas presentes en el cuerpo femenino, como la testosterona y la dihidrotestosterona o DHT, una de las principales causantes de la alopecia en los hombres.

    Este incremento de hormonas debilita los folículos pilosos, haciendo que crezca menos pelo y además más frágil.

    Diferencias entre alopecia masculina y femenina

    La principal diferencia es que en el caso de las mujeres la pérdida de cabello es más difusa, acentuándose sobre todo en la zona central del cuero cabelludo. La pérdida de densidad del cabello se acentúa en la etapa de la menopausia.

    La pérdida anormal de pelo aunque puede afectar tanto a hombres como a mujeres, para éstas últimas suele ser un problema mucho más difícil de llevar. A nivel emocional, perder el pelo puede provocar sensación de inseguridad y pérdida de autoestima.

    Causas de la alopecia androgenética a las mujeres

    La alopecia androgénica en mujeres puede ser una cuestión de genética, una herencia que puede venir por vía paterna o materna. Según datos médicos, en el 85% de los casos es heredada.

    La relación de este tipo de alopecia no viene tanto determinada por el mayor o menor nivel de hormonas masculinas, sino por la extrema sensibilidad de los folículos pilosos ante su acción, provocando la pérdida del cabello. La denominada dihidrotestosterona (DHT) causa la atrofia del cabello y de la glándula sebácea reduciendo la densidad del pelo.

    La alopecia androgénica tiene además otra particularidad, y es que cuanto más pronto aparece más severa se muestra, es decir, que la pérdida del cabello se acelera más si aparece demasiado pronto (en torno a los 20-30 años de edad).

    ¿Cómo saber si tengo alopecia androgénica?

    • El pelo se vuelve más fino y adquiere una tonalidad más clara, sobre todo en la zona superior del cuero cabelludos.
    • Ensanchamiento de la parte central de cabello (se nota al peinarse con raya en medio).
    • La línea de implantación frontal del pelo no cambia.

    El grado de alopecia se puede medir con la escala Ludwing, creada en 1977 por el doctor Erich Ludwig.

    Tratamiento alopecia androgénica

    Antes de alarmarse y pensar en una alopecia irreversible, hay que confirmar el diagnóstico y la causa que motiva la pérdida de cabello poniéndose en manos del dermatólogo.

    En el caso de la alopecia androgénica, uno de los tratamientos que se consideran más efectivos son los antiandrógenos para neutralizar la acción de las hormonas en el folículo piloso.

    También te puede interesar: Caída de pestañas: causas y remedios para este tipo de alopecia y los mejores cortes de pelo para esconder calvicie en mujeres.

    Viajes y vacaciones