Navidad 2016

Ampollas en los pies: qué hacer y remedios naturales para prevenirlas

Ampollas en los pies: qué hacer y remedios naturales para prevenirlas

Molestas, inoportunas e, incluso, dolorosas. ¿Qué hacer parea eliminar y prevenir las ampollas en los pies? Toma nota de estos remedios naturales.

por en Piel, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Cuidado de los pies
Última actualización:
    Ampollas en los pies: qué hacer y remedios naturales para prevenirlas

    Las ampollas, similares a una bolsa llena de líquido, aparece por el roce continuado de la piel con otro material. Estrenar unos zapatos nuevos, llevar un calzado incómodo o el exceso de sudor son algunas de las causas más comunes de la aparición de las molestas e, incluso, dolorosas ampollas en los pies. Curiosamente, las ampollas son un mecanismo de defensa de la piel para actuar como amortiguador del roce y, de alguna manera, protegerse.

    ¿Qué hacer para prevenir y, sobre todo, para aliviar la molestia que causan las ampollas? En este caso, podemos echar mano de los remedios naturales, los cuales pueden ser un excelente aliado para mantener protegidos a nuestros pies de las temidas ampollas, sobre todo si acabas de estrenar ese par de zapatos recién comprados.

    Tal y como vamos a ver no solo hay que ser precavidos con los zapatos -además de bonitos deben ser aptos para la salud de nuestros pies-, también con la elección de las medias o calcetines. Para prevenir las rozaduras y las consiguientes lesiones de la piel, podemos aplicar una crema que incluya óxido zinc y silicato de magnesio para ablandar la piel y para reducción la fricción con las medias. Los polvos de zinc y el magnesio también son capaces de mantener el pie más seco al absorber el sudor.

    A la hora de elegir las medias, mejor finas y libres de costuras. Deben ser del tamaño exacto del pie, ni demasiado largas ni demasiado cortas. Para prevenir la aparición de ampollas también es conveniente lavar y secar bien los pies, recortar las uñas adecuadamente y elegir los zapatos y calcetines transpirables.

    Si eres un amante del deporte, un buen remedio es aplicar ungüentos a base de vaselina en las áreas de mayor riesgo. Además, tan pronto como se sienta alguna molestia, es importante lavar la zona con agua y jabón, aplicar un antiséptico y poner una gasa para proteger el pie, especialmente cuando las ampollas aparecen en la planta. Todas estas precauciones ayudarán a prevenir los pies hinchados y la formación de heridas abiertas e infectadas.

    Las ampollas en los pies, a veces, tienden a curarse casi de manera espontánea, siendo suficiente con optar por un calzado más cómodo. Con lavar el pie con agua y jabón es suficiente. Lo ideal sería utilizar un vendaje para proteger la zona y, en algunos casos, puede ayudar pinchar la ampolla suavemente para sacar el líquido y que cure más rápido.

    En todo esto hay que tener cuidado de no causar infección. Es muy importante desinfectar la aguja con alcohol antes de hacerlo.

    Si las ampollas en los pies son muy dolorosas o tienen restos de sangre en su interior, hay que recurrir inmediatamente al médico para evitar una posible infección. Consejo que deben seguir siempre los que sufren de diabetes o trastornos relacionados con la circulación. Si vemos una acumulación de pus en la herida o enrojecimiento intenso de la piel bastante hay que ir a un médico, ya que existe el riesgo de incurrir en una grave infección.

    También podemos utilizar remedios naturales para tratar las ampollas en los pies, como los baños de pies a base de sustancias naturales combinadas con agua tibia. Por ejemplo, podemos usar el aceite esencial de menta, de tomillo o de eucalipto. Otra solución es el baño de agua tibia con sal y bicarbonato. Estos remedios se utilizan para suavizar e hidratar la piel. Menta, tomillo y eucalipto tienen un efecto calmante, refrescante, antiséptico y antibacteriano.

    También podemos aplicar unas rodajas de limón o un diente de ajo machacado. Todo cubierto con una gasa, se deja actuar durante una noche. También puede ser útil el aceite de oliva o la aplicación de hojas de geranio picadas y mezcladas con leche.

    El baño de pies con lavanda es un remedio que debe repetirse cada noche, combinado con otro bálsamo como el árbol de té y caléndula, componentes capaces de actuar contra las bacterias y la inflamación.

    También te puede interesar: Yoga para tus pies: Ejercicios en casa y no te olvides de los pies en invierno: problemas y cuidados.

    900

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PielPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludCuidado de los pies

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares