Anticonceptivos naturales: ¿cuáles son?

Thursday 26/04/2012 por

grafico

Anticonceptivos naturales: ¿cuáles son? Tomar pastillas anticonceptivas, el anillo vaginal o los parches, entre otros, son algunas de las medidas anticonceptivas que muchas mujeres se toman, se implantan para evitar quedarse en estado sin desearlo. Sin embargo, muchas mujeres no están dispuestas a administrarse una serie de hormonas que creen perjudiciales o simplemente no están dispuestas a estar pendientes de tomarse todos los días una dosis de ningún fármaco. Para todas ellas, los anticonceptivos naturales son la información necesaria para conocer en qué momento del ciclo se encuentran y por lo tanto, que posibilidades de quedarse embarazada tienen. A continuación os explicamos todos los métodos.

Los métodos anticonceptivos naturales tienen un fallo de aproximadamente el 3.1% siempre y cuando se lleven a cabo de la forma correcta. Muchas parejas no solamente lo utilizan como método anticonceptivo, sino más bien para conocer en qué momento del ciclo se encuentran y quedarse en estado. Por lo tanto, es bueno tanto para las personas que evitan quedarse embarazadas como para las que quieren hacerlo.

Según la edad de la persona se recomienda un anticonceptivo no natural u otro. Sin embargo los anticonceptivos naturales valen para todas las mujeres. Eso sí, tienen mayor riesgo de embarazo que los no naturales, sobre todo porque no siempre se lleva bien controlado.

Los métodos anticonceptivos naturales más utilizados son los siguientes:

Método de billing

Es un método denominado también, método del moco cervical. Con este método lo que se analiza es el flujo vaginal.

Durante el periodo fértil de la mujer, es decir durante el periodo en el cual es más probable que una mujer quede en estado, su flujo vaginal varía considerablemente. Este tipo de flujo, o también denominado moco, aumenta de cantidad, elasticidad y se vuelve más pegajoso y elástico.

Por lo tanto para una correcta utilización de este método, es necesario conocer a fondo qué tipo de flujo tenemos en cada periodo.

Si lo que queremos es no quedarnos embarazadas, durante estos días en que el flujo tenga las características que hemos citado anteriormente, no se tendrán relaciones sexuales.

Se pueden mantener relaciones sin ningún tipo de precaución una vez que han pasado 4 días del último flujo elástico, húmedo y pegajoso.

Método de Ogino-Knaus o del calendario

Para las mujeres cuyos ciclos menstruales son irregulares, es un poco complicado el utilizar este método. Por otro lado, aunque la menstruación sea regular, es un método mucho más complicado que el anterior.

Consiste en realizar un calendario con los días fértiles y posibles predicciones de los días en los que tendremos la regla.

La ovulación suele ocurrir entre los días 14 y 16 del ciclo de las mujeres o también 12 días antes de la regla en aquellas mujeres cuyos ciclos sean irregulares. Se calcula entonces que el óvulo es más fértil contando desde ese día y hasta pasadas 72 horas, es decir tres días.

Es uno de los métodos menos seguros, sobre todo por la incertidumbre y porque es difícil de predecir sin ningún método más cuales son los días fértiles. Para aquellas mujeres cuyo periodo no sea regular no es nada recomendable, porque los días fértiles varían y son imposibles o al menos muy difíciles de predecir.

Método de la temperatura basal

La efectividad de este método se encuentra entre el 85% y el 97%, una probabilidad alta pero que tiene su riesgo. Realmente como todos los métodos anticonceptivos naturales.

Este método consiste en medir la temperatura oral, vaginal y anal diariamente durante al menos tres meses, a la misma hora todos los días y preferiblemente por la mañana nada más levantarse.

Con ello se realiza un calendario en el que apuntamos esta temperatura, para seguir un control. ¿para qué? Para controlar la temperatura y conocer cuáles son los días de nuestra ovulación.

Durante la ovulación, los niveles de progesterona aumentan, y esto hace que la temperatura basal también lo haga alrededor de medio grado centígrado.

Si seguimos un control durante un periodo largo, como son tres meses, podremos determinar cuando se produce nuestra ovulación.

Cuando la temperatura haya aumentado, entonces comienza nuestros días más fértiles, por lo tanto si lo que queremos es evitar un embarazo deberemos permanecer entre 3 o 4 días sin tener relaciones sexuales desde el momento en que la temperatura basal ha aumentado.

Este método no es del todo fiable, ya que la temperatura corporal puede variar por multitud de factores.

En definitiva, si lo que realmente quieres es no quedar en estado, los métodos naturales pueden ayudarte pero no tienen una alta fiabilidad, sobre todo si no se realizan correctamente.

Para poder estar más seguras, será mucho mejor utilizar alguno de los métodos anticonceptivos no naturales.

Sigue a Ella Hoy a través de: Facebook, Twitter, iGoogle y con RSS

Comentarios

Usuarios registrados
Conectar

Recuerda mis datos

¿Has olvidado tu contraseña?

Nuevo usuario

¿Eres un nuevo usuario?

Regístrate

¡Haz click aquí para usar tu cuenta de Facebook!

Añade un comentario

Recuerda mis datos

Publica comentario
Encuesta del día
¿Cada cuánto vas al dentista?
Destacados en Facebook