Navidad 2016

Anticonceptivos orales: Más riesgos en casos de síndrome de ovario poliquístico

Anticonceptivos orales: Más riesgos en casos de síndrome de ovario poliquístico

Anticonceptivos orales: Más riesgos en casos de síndrome de ovario poliquístico, un trastorno crónico y que, según datos médicos, afecta a entre el 6 y el 10% de la población femenina. Un nuevo estudio pone el acento en los riesgos, hasta dos veces mayor, de padecer coágulos de sangre en los casos de mujeres que, diagnosticadas con este síndrome, están tomando anticonceptivos orales combinados.

    anticonceptivos orales

    Anticonceptivos orales: Más riesgos en casos de síndrome de ovario poliquístico. En concreto, y según han constatado los investigadores en un estudio que ha contado con la participación de más de 87.000 mujeres de entre 18 y 46 años, el riesgo puede multiplicarse por dos en los casos de mujeres diagnosticadas de síndrome de ovario poliquístico y que, al mismo tiempo, están tomando anticonceptivos orales combinados. No es el único riesgo que puede entrañar esta combinación y este trastorno crónico y, en algunos casos, hereditario.


    Hasta dos veces mayor puede ser el riesgo de padecer coágulos de sangre. Es la conclusión extraída del reciente estudio de investigación, llevado a cabo por un equipo de investigadores americanos y canadienses y publicado en la Canadian Medical Association Journal, sobre los efectos secundarios que puede tener la administración o toma de anticonceptivos orales combinados en los casos de mujeres diagnosticadas de síndrome de ovario poliquístico (bajo las siglas SOP). Tal y como subrayan los autores del estudio, el riesgo de tromboembolismo puede duplicarse si se compara con mujeres que no padecen este síndrome. Un riesgo similar, añaden los investigadores, cuando se amplía la definición del síndrome incluyendo los síntomas y su tratamiento y que también está presente en los casos de mujeres que, padeciéndolo, no toman anticonceptivos orales.

    Más de 87.000 mujeres, de edades comprendidas entre los 18 y los 46 años, han participado en este estudio. La mitad de ellas habían sido diagnosticadas de ovario poliquístico y la otra mitad no. Los resultados, aseguran, no dejan lugar a dudas y además coinciden con estudios anteriores que ya habían advertido del riesgo de tromboembolismo venoso en mujeres con síndrome de ovario poliquístico. Un riesgo, por tanto, debe ser tenido en cuenta a la hora de prescribir o decantarse por este tipo de terapia anticonceptiva.


    El síndrome de ovario poliquístico es un trastorno crónico y, en algunos casos, hereditario. En términos médicos, se define como la disfunción neuroendocrina metabólica (desequilibrio hormonal) y es la principal causa de anovulación (problemas de ovulación que provocan infertilidad). La lista de síntomas que pueden advertir de su presencia es larga, siendo las irregularidades del ciclo menstrual (menos de 21 días o más de 35) uno de los más frecuentes. También se le conoce como Síndrome de Stein Leventhal –fueron los primeros en describir un trastorno cuyo origen, por otro lado, sigue arrojando muchas preguntas sin respuesta- o enfermedad ovárica poliquística. Con el término poliquístico se hace referencia a los pequeños quistes que aparecen en uno o en los dos ovarios.

    Estamos ante un síndrome más común entre la población femenina de lo que pensamos. Así, según datos médicos, afecta a entre el 6-10% de las mujeres en edad fértil, si bien las estimaciones apuntan a una cifra mayor, el 15%. Un trastorno que debe ser diagnosticado y tratado, ya que como recuerdan los médicos y especialistas constituye un factor de riesgo para la mujer en comparación con aquella que no lo padece, siendo un posible desencadenante de enfermedades del corazón, hipertensión, diabetes o problemas de obesidad.

    686

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AnticonceptivosEnfermedades frecuentesGinecologíaInvestigaciones MédicasSalud de MujerOvarios poliquísticospíldora anticonceptiva

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares