Navidad 2016

Aparatos ortopédicos para rodillas: Tipos y precios

Aparatos ortopédicos para rodillas: Tipos y precios

Aparatos ortopédicos para rodillas: tipos y precios, en función del modelo y necesidades. Los aparatos ortopédicos no solo tienen fines terapéuticos, también preventivos, por ejemplo a la hora de practicar deporte y evitar lesiones. ¿Cuándo recurrir a estos aparatos?

por en Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Huesos, Músculos
Última actualización:

    aparato ortopedico rodilla

    Los aparatos ortopédicos para rodillas son, en ocasiones, la solución a los problemas anatómicos o de articulaciones. Aparatos que también ayudan a corregir defectos de postura o dolores, por ejemplo. En función del problema o lesión de rodilla, hay diferentes tipos –y precios- de aparatos, cuyo objetivo principal es ejercer una acción curativa sobre la zona dañada.


    La rodilla es una de nuestras articulaciones más vulnerables por los esfuerzos a los que está sometida a diario (correr, andar, arrodillarnos, levantar peso, cruzar las piernas al sentarnos…). La mayoría de los problemas de rodilla están relacionados con el desgaste continuo y el proceso natural de envejecimiento, con la artritis como una de las patologías más comunes. En otros casos, las rodillas sufren una lesión o una distensión –causado por un movimiento repetitivo, por ejemplo-. Esguince, tendinitis, distensión de ligamentos, músculos o rodilla son algunas de las dolencias más comunes que afectan a la rodilla. Si notamos que nuestra rodilla falla o nos duele, lo mejor es acudir al médico, ya que en algunos casos lo que pensamos que es una leve molestia es una señal de un problema más serio de nuestros huesos y articulaciones. En cuanto al tratamiento, en este caso nos vamos a centrar en los aparatos ortopédicos. ¿Para qué sirven?, ¿cuándo recurrir a ellos?

    Los aparatos ortopédicos para rodillas se utilizan tanto para corregir un problema (desgaste, osteoartritis, por ejemplo) o lesión como para prevenir. Por ejemplo, en los casos en los que se practica deporte. Este tipo de prótesis no tienen un fin terapéutico sino deportivo, ya que están diseñados precisamente para los que practican deportes a nivel competitivo o profesional y para mejorar su rendimiento.


    Antes de elegir el tipo de prótesis, el médico realizará los exámenes pertinentes de la rodilla para el establecer el tipo de corrección necesaria, dependiendo del problema o defecto. Además del aparato ortopédico, es aconsejable realizar ejercicios adaptados para fortalecer y recuperar la movilidad de la rodilla.


    Podemos hablar de cuatro tipos de aparatos ortopédico para la rodilla: profilácticos (protector de lesiones en la práctica deportiva), funcional (ejercen de soporte en el caso de lesión en la rodilla), de rehabilitación (favorece la recuperación tras una lesión u operación y protege de daños adicionales) y patelofemoral (se encarga de que el hueso se deslice sobre la articulación de la rodilla).

    Los aparatos ortopédicos pueden ser más o menos rígidos. Metal, látex, cuero, resina o silicona son los materiales más utilizados.


    En función del tipo de aparato ortopédico, lógicamente, variará su precio. Así, la órtesis de rodilla puede costar entre 150 y 300 euros, en función de modelos. También podemos encontrar un novedoso aparato como el estabilizador de rodilla –a un precio que varía entre los 120 y los 190 euros-. Otro de los aparatos más utilizados son las rodilleras, con diferentes modelos. Las hay con propiedades térmicas, cuyo precio ronda los 40-50 euros; y para lesiones más graves, las rodilleras de metal, con un precio entre los 275 y los 400 euros. Las cinchas o soportes, en función del material varían entre los 20 y los 40 euros.

    749

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos SaludHuesosMúsculos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares