Apneas nocturnas: síntomas, riesgos y remedios

Apneas nocturnas: síntomas, riesgos y remedios

La interrupción de la respiración durante el sueño, la apnea nocturna, puede tener serias consecuencias para la salud. ¿Qué señales la delatan?

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Apnea del sueño, Consejos Salud
Ultimo aggiornamento:

    La apnea del sueño se puede definir como la interrupción repetida de la respiración durante el sueño, una situación que puede tener consecuencias severas para la salud. ¿Cuáles son los síntomas de las apneas nocturnas?, ¿cuáles son los riesgos que puede conllevar?, y, sobre todo, ¿qué hacer? El cuerpo de la persona que padece apnea del sueño se ve sometido a enormes esfuerzos para desbloquear la respiración, con un aumento en el ritmo cardíaco y una presión considerable sobre el corazón, a lo que hay que sumar la consiguiente somnolencia diurna. Vamos a ver más detenidamente qué hay detrás de este trastorno de la salud y cómo podemos detectarlo a tiempo.
     
    La apnea del sueño afecta tanto a hombres como mujeres. Las personas con mayor riesgo de padecer apneas son aquellas que roncan fuerte al dormir, la que tienen sobrepeso, presión arterial alta y las que presentan anomalías físicas en la nariz o en la garganta. La apnea del sueño también tiene un fuerte componente hereditario, y además se asocia con el tabaquismo, el abuso de sedantes y el alto consumo de bebidas alcohólicas.

    Hay varias formas de apnea, la apnea del sueño central, la apnea obstructiva del sueño y la apnea nocturna mixta. Vamos a ver en qué se diferencian:

    • La apnea del sueño central (CSA) es causada por un trastorno de los centros nerviosos que controlan la respiración, y aparece relacionada con algunas enfermedades neurológicas. En la práctica, los músculos respiratorios no reciben el impulso nervioso.
    • La apnea obstructiva del sueño (OSA) es la forma más común de la enfermedad, y está causadas por una obstrucción mecánica de las vías respiratorias.

    • La apnea mixta es una combinación de las formas obstructiva y central.

    Los ronquidos no siempre son sinónimo del denominado síndrome de apnea del sueño, pero no conviene subestimar ningún síntoma, incluso la somnolencia diurna que a veces achacamos erróneamente a dormir mal. La apnea del sueño es una condición clínica muy compleja que hay que tratar porque puede tener graves consecuencias. Así, por ejemplo, aumenta el riesgo de trastornos cerebrovasculares, como derrame cerebral, problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

    Por otra parte, debido a la somnolencia provocada por la apnea, aumenta la probabilidad de accidentes de tráfico, desciende el rendimiento en el trabajo y se ve afectada la memoria.

    El diagnóstico de la apnea del sueño se realiza a través de una evaluación en un centro especializado para la realización de pruebas específicas, tales como un estudio de polisomnografía, una prueba de diagnóstico que ayuda a identificar con certeza la existencia y el alcance de la apnea, y que permite detectar los cambios neurofisiológicos y cardiovasculares.

    Los trtatamientos para la apnea del sueño pueden ser de diversos tipos:

    • Las terapias conductuales, cuyo primer tratamiento es quemar grasa, ya que se ha constatado que reducir un 10% del peso corporal en los casos de sobrepeso puede mejorar el índice de apnea-hipopnea. También conviene tratar de cambiar la posición del cuerpo durante el sueño, así como evitar la ingesta de alcohol y sedantes antes de acostarse, dejar el tabaco, e irse a la cama y levantarse a la misma hora.
    • Ventilación mecánica: con un dispositivo llamado CPAP o BiPAP y que son las conocidas com máscaras de apnea del sueño que ayudan a mantener la oxigenación adecuada durante las horas de descanso.
    • Las terapias quirúrgicas: se prevé la corrección de los defectos o anomalías anatómicas obstructivas de las vías respiratorias superiores, como las intervenciones en la nariz, la amigdalectomía o la reducción de una cantidad excesiva de tejido en el paladar blando.

    También te puede interesar: Apnea del sueño: 10 claves para dormir mejor y Ronquidos y apnea del sueño: ¿en qué se diferencian?

    836

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerApnea del sueñoConsejos Salud Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares