Navidad 2016

Artritis reumatoide: Síntomas y tratamiento

Artritis reumatoide: Síntomas y tratamiento

La artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria crónica de origen autoinmune que afecta principalmente a las articulaciones. Una patología que se estima afecta al 1% de la población, siendo tres veces más frecuente entre las mujeres.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:
    Artritis reumatoide: Síntomas y tratamiento

    La artritis reumatoide se puede definir como una inflamación crónica de varias articulaciones, afectando primero a la membrana que las recubre (llamada sinovial) y, en fases posteriores, a los cartílagos, huesos, tendones y ligamentos. Estamos ante una enfermedad que puede aparecer a cualquier edad, siendo las mujeres más vulnerables a padecerla, sobre todo entre los 40 y los 60 años. Por los síntomas que acompañan a la artritis es una patología que influye, y mucho, en la calidad de vida de quien la padece. Vamos a ver, más detenidamente, que hay detrás de la artritis reumatoide y cuál es el tratamiento más adecuado para mitigar los síntomas.

    Aunque la causa que la provoca sigue siendo una pregunta sin respuesta, las teorías apuntan hacia la presencia de unas defensas anómalas que dañan los tejidos del propio organismo, desencadenando la inflamación articular. La artritis puede ser hereditaria.

    Los síntomas de la artritis aparecen de manera lenta, evolucionando en fases de exacerbación y otras de mejoría. Los más comunes son malestar general, pérdida de peso y rigidez, dolor e hinchazón de varias articulaciones. Generalmente, la artritis reumatoide afecta a los dedos de las manos y de los pies, los codos, hombros, tobillos, rodillas y columna vertebral.

    La rigidez, muy típica en las manos, suele aparecer por las mañanas al levantarse, durante en torno a media hora, o con el propio uso de la articulación.

    Algunos pacientes también presentan nódulos por debajo de la piel, pero también sobre los tendones. También puede existir enrojecimiento de las palmas de las manos, sequedad de boca y ojos. En ocasiones, se inflaman las paredes de los pequeños vasos sanguíneos y se producen hemorragias alrededor de las uñas y en las puntas de los dedos. A medida que pasa el tiempo, las articulaciones pierden movilidad, puede producirse la rotura de un tendón o aparecer deformidades en los dedos de las manos o de las rodillas, por ejemplo.

    Es importante diagnosticar la artritis reumatoide lo antes posible, y no subestimar sus síntomas. En la actualidad, y gracias al avance de la medicina y el desarrollo de nuevos fármacos, los pacientes cuentan con tratamientos efectivos que ayudan a reducir los síntomas y a retardar su evolución. Además de los fármacos para reducir la inflamación y el dolor, también es aconsejable realizar ejercicios de rehabilitación para conservar la movilidad de las articulaciones y prevenir las deformidades.

    También te puede interesar: Reiki: Contra la artritis, la migraña y el estrés y Articulaciones: remedios para calmar los dolores.

    574

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares