Navidad 2016

Artrosis: Decálogo para convivir con ella

Artrosis: Decálogo para convivir con ella

Artrosis: Decálogo para convivir con ella. Rigidez, dolor e inflamación son tres de los síntomas más característicos de una patología muy común -se estima que afecta a 7 millones de personas en nuestro país-, y a la que las mujeres somos especialmente vulnerables, sobre todo en el caso de la artrosis hereditaria, la cual aparece antes de los 40 (de madres a hijas). Convivir con la artrosis y aprender a combatir sus síntomas y su progresión es posible.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Músculos, Terapia para el dolor
Última actualización:

    artrosis consejos

    Artrosis: Decálogo para convivir con ella. Molesta y dolorosa en ocasiones, aprender a convivir con la artrosis nos ayudará a combatir los síntomas y a llevar una vida con el menor número posible de limitaciones. Estamos ante la patología articular más frecuente, especialmente en el caso de las mujeres. Al contrario de lo que se piensa, la artrosis no es una patología relacionada con la vejez, ya que puede aparecer a cualquier edad. Cuando aparece antes de los 40 suele ser artrosis hereditaria, especialmente en los casos de madres a hijas.


    Aprender qué es la artrosis y cómo combatir los síntomas es lo que nos ofrece con su decálogo de recomendaciones la Sociedad Española de Reumatología, la cual nos recuerda que estamos ante una patología articular que sufren cerca de 7 millones de personas en nuestro país. La artrosis puede aparecer a cualquier edad y afectar a cualquier articulación, especialmente a las manos, las caderas, las rodillas o la columna vertebral. Una patología crónica a la que las mujeres somos más vulnerables y cuyos síntomas suelen agravarse, o al menos hacerse más visibles, con el frío.

    Si padecemos artrosis, ¿qué podemos hacer para combatir los síntomas y su progresión? Estos son los diez consejos de la Sociedad Española de Reumatología:

    • Mantener nuestro peso. Los problemas de sobrepeso y obesidad pueden ser causa de artrosis, al tiempo que puede hacer que progrese de manera más rápida.
    • Aplicar calor y frío. El calor ayuda a aliviar el dolor de la artrosis y a relajar la musculatura. Un remedio casero, colocar una bolsa de agua caliente en la articulación dolorida. En el caso de las manos, ayuda sumergirlas durante unos minutos en agua caliente al levantarnos. Cuando aparece un brote inflamatorio, el frío puede ser mejor aliado, con baños fríos o bolsas de hielo sobre la articulación.
    • Fármacos. Analgésicos, antiinflamatorios, infiltraciones locales, geles y cremas pueden reducir la progresión de esta patología. En todos los casos, se deben administrar bajo supervisión médica. Si hemos decidido optar por alguna terapia alternativa (acupuntura, hierbas, osteopatía), también se debe consultar antes al médico para no interferir en el tratamiento farmacológico.
    • Ejercicio físico. Entre los beneficios que nos reporta el ejercicio físico se incluyen el fortalecer los músculos y proteger la articulación.

      Es aconsejable andar, hacer natación o ir en bici. Los ejercicios específicos para cada articulación también son aconsejables.

    • Evitar las sobrecargas. Es aconsejable evitar coger demasiado peso, caminar por zonas irregularidades y estar demasiado tiempo de pie. Entre otros consejos, usar carrito para ir a la compra y, si la artrosis afecta a la rodilla o a la cadera, un bastón nos ayudará a aliviar el peso sobre la articulación afectada.
    • Hábitos de descanso. En concreto, cómo dormimos. Lo más aconsejable, una cama plana. Evitar los sillones demasiado hundidos y sentarnos con la espalda recta.
    • Reposo. No se trata de limitar nuestra actividad diaria, sino de realizar pequeños periodos de descanso.
    • Calzado. Si padecemos artrosis de cadera, rodilla o lumbar, lo más aconsejable es evitar los zapatos de tacón y sustituirlos por zapatos plano o de suela gruesa.
    • Balnearios. Las aguas mineromedicinales ayudan a relajar la musculatura y remiten el dolor.
    • Actitud positiva. Convivir con la artrosis es posible y sin que suponga serias limitaciones. Mantener una actitud positiva, y confiar en los consejos médicos y en los avances de los tratamientos, es fundamental.


    La artrosis cursa con fases intermitentes de dolor. Una patología que afecta al cartílago articular y que provoca rigidez, dolor e incapacidad funcional.

    834

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludMúsculosTerapia para el dolor

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares