Navidad 2016

Astenia primaveral: Más hábitos saludables, menos fármacos

Astenia primaveral: Más hábitos saludables, menos fármacos

Astenia primaveral: Más hábitos saludables, menos fármacos. Es el consejo de los médicos y expertos para combatir la astenia primaveral, un trastorno leve y pasajero de la salud que suele llegar acompañado de una sensación de fatiga, cansancio, apatía y dolores musculares. Revisar la alimentación, combinándolo con ejercicio físico, y cuidar las horas de sueño son la mejor fórmula para combatir los síntomas, olvidándote de los fármacos que, en este caso, no son necesarios ni eficaces.

por en Alimentación, Medicina Alternativa, Noticias Médicas, Prevención, Salud de Mujer, Alimentación Equilibrada, Insomnio
Última actualización:

    astenia primaveral

    Astenia primaveral: Más hábitos saludables, menos fármacos. Es la recomendación de los expertos para combatir uno de los malestares pasajeros que se suelen presentar durante estos meses y que se traducen en una sensación de fatiga, cansancio generalizado, apatía y dolores musculares. La mejor manera de prevenir y tratar los síntomas de la astenia primaveral es adoptar unos hábitos saludables, revisando tanto la alimentación como cuidando las horas de descanso.


    Solemos recurrir a los fármacos pensando que es la mejor manera de combatir la astenia primaveral, pero no es así, tal y como subrayan los médicos y expertos, ya que estamos no estamos ante una enfermedad propiamente dicha, sino ante una serie de síntomas o molestias leves y pasajeras, tales como el cansancio, fatiga o dolores musculares. En pocos días y sin mayores complicaciones, la astenia primaveral remitirá, tal y como subrayan desde la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria. Los expertos también reconocen que las mujeres somos más proponsas a padecer astenia primaveral, sin que haya una causa explícita que lo determine. La mejor manera de evitar y prevenir la astenia primaveral es adoptar una serie de hábitos saludables, desde la alimentación a las horas de sueño, descanso que debemos respetar y cuidar ya que es esencial para reponer nuestro organismo. Los síntomas de la astenia primaveral pueden verse influidos por las alergias propias de esta época.

    Si nos centramos en la dieta, es aconsejable incluir alimentos con un aporte energético extra, como los frutos secos, las legumbres y el chocolate.

    Además, es importante reducir la ingesta de alimentos ricos en azúcares, harinas refinadas o grasas saturadas, así como las bebidas excitantes. No deben faltar tampoco en nuestra dieta alimentos como los cereales, frutas y verduras, pasta, carne de ave, pescados y huevos. Igual de importante que cuidar la alimentación, es la práctica de ejercicio físico, y el dejar hábitos nocivos para la salud como el tabaco. Cuida también tu hidratación, bebiendo al menos entre 1,5 y dos litros de agua al día, para depurar tu organismo.

    Las infusiones, además de ser relajantes, también son una buena fuente de antioxidantes.

    Si durante estos meses de primavera, padecemos alguno de los síntomas, es importante consultar al médico, tanto para que nos aconseje sobre la alimentación más adecuada, como sobre la posibilidad de incluir en nuestra dieta algún complemento o suplemento.

    Los problemas para conciliar el sueño son otro de los síntomas de la astenia, el cual también puede verse condicionado por el cambio de hora y de estación (más luminosidad). Mantener un horario regular (entre 7 y 8 horas de sueño) y respetar la hora de irse a dormir, combinado con los hábitos saludables que antes hemos apuntado, son la mejor receta para combatir la astenia primaveral, cuyos síntomas (sobre todo cuando aparece una sensación de apatía y tristeza) no deben confundirse con depresión, un trastorno mucho más severo.

    688

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónMedicina AlternativaNoticias MédicasPrevenciónSalud de MujerAlimentación EquilibradaInsomnio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares