Balón gástrico sin operación: Beneficios y cómo funciona

Descubre el revolucionario balón gástrico sin operación, el procedimiento definitivo para perder peso sin cirugías invasivas.

por , il

    Balón gástrico sin operación: Beneficios y cómo funciona

    Un balón gástrico sin operación, en forma de pastilla que se ingiere directamente sin necesidad de endoscopias ni anestesias. Se llama Elipse, llega desde Massachussets (Estados Unidos) y es la última revolución en cirugía de la obesidad. El balón elipse es además el primer balón gástrico que se vacía de manera automática, a los 4 meses, y se expulsa de forma natural a través del intestino.

    Avalado por los resultados de los estudios clínicos en personas con un índice de masa corporal (IMC) entre 27 y 40, este revolucionario balón gástrico ingerible asegura una pérdida de peso de entre 10 y 15 kilos, siempre bajo supervisión médica. Uno de estos estudios, publicado en 2017 en Surgery for Obesity Related Disease, constató que los pacientes que habían sido tratados con el balón elipse perdieron una media del 50% del exceso de peso y más de un 14% de su peso corporal. También se produjo una mejoría en los niveles de triglicéridos y hemoglobina HbA1c (indicador de diabetes tipo 2).

    A España llega con la respaldo del Instituto de Obesidad en Madrid. Un método para perder peso mucho más cómodo para los pacientes con problemas de sobrepeso u obesidad, cuya tasa de prevalencia de nuestro país supera el 39%.

    ¿Cómo funciona el balón gástrico?

    balon gastrico elipse

    El balón gástrico Elipse, fabricado por Allurion Technologies de Wellesley, tiene forma de una pequeña cápsula con un catéter muy fino y largo. Tras ello, el profesional, a través de una radiografía, comprueba que la cápsula está correctamente alojada en la cavidad gástrica y la llena con 550 mililitros de suero. Tras ello, desprende el catéter, y lo extrae por la boca, dejando que el balón haga su función, y que consiste en proporciona una sensación de saciedad que ayudará a comer menos. Se mantiene en el estómago durante unos 4 meses, y transcurrido este tiempo, gracias a la fórmula de su composición, se vacía y expulsa de manera natural con el restos de los alimentos.

    Durante las primeras 24 horas tras ingerir la cápsula solo se pueden tomar líquidos; a partir del segundo día se seguirá una dieta blanda y poco a poco se irán introduciendo el resto de alimentos. Para que el balón elipse sea realmente efectivo debe ir acompañado con una dieta baja en calorías.

    Beneficios del balón gástrico Elipse

    El nuevo balón gástrico sin operación está indicado en personas con sobrepeso moderado y en pacientes con obesidad de grado 1, así como fase previa al tratamiento con cirugía bariátrica.

    La principal ventaja del balón elipse es que el paciente no tendrá que someterse a cirugía, y por tanto no será necesario administrar anestesia ni para su implantación ni retirada. Un procedimiento cómodo y rápido, porque apenas dura 15 minutos.

    El único inconveniente que puede tener son las ligeras molestias que pueden aparecer al tragar la cápsula. Durante los primeros días es normal tener vómitos o náuseas. El balón Elipse dura 4 meses, menos tiempo que el balón intragástrico que se implanta con endoscopia, pero transcurridos unos meses desde su eliminación, el tratamiento se puede repetir siempre bajo la supervisión del médico.