Beber vino blanco aumenta el riesgo de cáncer de piel

¿Puede una copa de vino blanco hacernos más vulnerables a padecer melanoma? Descubre la respuesta.

por , il

    Beber vino blanco aumenta el riesgo de cáncer de piel

    ¿Qué relación puede haber entre beber vino blanco y el melanoma? Un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina Warren Alpert de la Universidad de Brown en Providence (en Estados Unidos), y cuyo estudio se ha publicado en Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, ha indagado en la relación que existe entre el consumo de alcohol y el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Numerosos estudios anteriores han constatado que el consumo de bebidas alcohólicas nos hace vulnerables a padecer no una, sino hasta 60 patologías diferentes. Entre ellas, el cáncer, estando el alcohol detrás de algo más del 3% de los cánceres que se producen en el mundo. Y uno de estos tipos de tumores, aunque pueda parecer sorprendente, es el cáncer de piel o melanoma. De hecho, los autores de este estudio aseguran que el riesgo se multiplica incluso aunque se tomen cantidades moderadas.

    Relación entre alcohol y cáncer

    En este particular estudio sobre la relación entre el alcohol y el cáncer se ha comprobado que el efecto depende del tipo de bebida, resultando que el vino blanco fue el que causa un impacto mayor en el riesgo de melanoma, a diferencia de otras bebidas alcohólicas. Resultados que abren nuevas vías de investigación para tratar de descubrir dónde reside el origen de esta relación, entre el consumo de vino blanco y la mayor vulnerabilidad a padecer cáncer de piel. Los autores de este estudio plantean como una posible hipótesis la acción dañina que ejercería el compuesto acetaldehido presente en el alcohol en el ADN, lo que dificultaría su reparación en cualquier zona del cuerpo. La explicación también podría venir dada por estudios anteriores que han señalado que los vinos son las bebidas que contienen más acetaldehído, si bien, la cantidad de antioxidantes presentes en el vino tinto compesaría los riesgos.

    Para realizar esta investigación se han recabado datos de tres grandes ensayos clínicos en los que han participado más de 210.000 personas, a los que se realizó un seguimiento durante 18 años, reuniendo información sobre sus hábitos de consumo de alcohol, zona de residencia, historial clínico y antecedentes de quemaduras solares. Los resultados arrojaron que cada unidad diaria de alcohol (12,8 gramos/alcohol) puede aumentar hasta en un 14% el riesgo de cáncer de piel, y solo el consumo de esta cantidad de vino blanco aumentaría en un 13% la probabilidad.

    Y aunando el consumo de alcohol con otro factor de riesgo del melanoma, la exposición al sol sin la debida protección, el efecto es mayor en las zonas corporales habitualmente expuestas al sol. De hecho, según este estudio, y en comparación con aquellos que no toman alcohol (abstemios) consumir 20 gramos de alcohol al día aumenta en un 2% las probabilidades de un cáncer de piel en la cabeza, cuello o extremidades y más de un 70% en el tronco.

    También te puede interesar: Alcohol: 10 razones por las que es saludable de forma moderada y descubre cuáles son las bebidas alcohólicas para celíacos sin gluten.