Navidad 2016

Beneficios de dormir una hora de siesta

Beneficios de dormir una hora de siesta

¿Por qué no tomarse un descanso después de comer y aprovechar los beneficios de una reparadora siesta? Toma nota de las razones para dejarse llevar por el sueño.

    Beneficios de dormir una hora de siesta

    Dormir la siesta es bueno para la salud. Una costumbre tan arraigada en la cultura española y que, por sus múltiples beneficios constatados, conviene no perder. ¿Sabías que, por ejemplo, es uno de los mejores remedios para reducir el estrés? Nada como una reparadora siesta de una hora después de comer para recuperar la energía, reducir la ansiedad y reponer las horas de sueño. La siesta, a la que nos hacemos más habituales en los periodos de vacaciones, se ha ganado estar sumarse a los hábitos saludables para mejorar el bienestar físico y emocional. Vamos a ver más detenidamente cuáles son los beneficios de dormir una hora de siesta, y muy importante, cómo hacerlo correctamente.

    Unos niveles desequilibrios de tensión arterial pueden conllevar riesgos para la salud. El estrés es uno de los principales enemigos en este sentido, ya que aumenta la tensión arterial. Como ayuda para prevenirlo, prueba a dormir una hora de siesta, especialmente si has tenido un día estresante. Según un estudio realizado por el Allegheny College de Pennylvania, en Estados Unidos, la siesta ayuda a reducir la tensión arterial y el ritmo cardiaco.

    Una siesta reparadora para afrontar con energía renovada el resto del día.

    Y es que el sueño no solo ayuda a fijar conocimientos sino que mejora la concentración, estimula la creatividad y favorece la asimilación de nuevas ideas. El descansar después de comer ayuda a estar más centrado en las tareas por la tarde y a cometer menos errores, en muchos casos provocados por el cansancio.

    Durante el sueño nuestro cerebro se inunda de serotonina, un neutransmisor entre cuyas funciones se incluyen la de regular el sueño y el estado de ánimo. También influye en el apetito, de ahí que cuando dormimos poco o mal sea más complicado controlar el hambre. Cuando liberamos serotonina aumenta la sensación de bienestar. Esto se traduce en que la siesta mejora el estado de ánimo y nos hace ser más positivos.

    Para que la siesta realmente sea reparadora hay que tener en cuenta algunas cuestiones:

    • Dormir la siesta en un lugar cómodo, sin ruidos y con luz baja, y manteniendo una temperatura agradable en la estancia.
    • Podemos elegir entre la cama y el sillón, siendo éste el mejor lugar para dormir la siesta si padecemos algún problema digestivo (como reflujo gástrico).
    • ¿La mejor hora? La respuesta, según los expertos, es que dormir la siesta entre la 1 y las 5 de la tarde, coincidiendo con el periodo de mayor somnolencia durante el día.

    También te puede interesar: Dormir la siesta para los niños: conoce sus beneficios.

    597

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PrevenciónSalud de MujerConsejos SaludDormir

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares