Navidad 2016

Beneficios de la levadura de cerveza

Beneficios de la levadura de cerveza

Reporta proteínas de alta calidad y vitamina B, entre otros nutrientes, que hacen que la levadura de cerveza sea un excelente aliado de la salud.

    Beneficios de la levadura de cerveza

    La levadura de cerveza reporta interesantes beneficios para la salud. La levadura de cerveza es un tipo de levadura, en concreto un hongo unicelular (Saccharomyces cerevisae) que se alimenta sobre todo de azúcares. Los restos de la levadura resultante de la fabricación de cerveza, una vez seca, se utilizan como suplemento dietético, especialmente apreciado por su elevado contenido en proteínas de alta calidad (contienen todos los aminoácidos esenciales) y en vitaminas del grupo B, en especial la biotina, ácido fólico, minerales (cromo, selenio, hierro, magnesio, zinc y fósforo). La vitamina B es fundamental para el sistema nervioso y para fortalecer el sistema inmunológico. Esta combinación de biotina y minerales ha hecho que la levadura de cerveza sea considerado un interesante suplemento nutricional, sobre todo para fortalecer cabello, piel y uñas. Pero hay otras propiedades menos conocidas, como por ejemplo, ¿sabías que la levadura de cerveza es buena para el corazón?

    Así, por ejemplo, ayuda a regular los niveles de colesterol y de triglicéridos (tener unos niveles altos es un factor de riesgo de trastornos cardiovasculares). Se puede combinar con leche, zumos ensaladas o yogur. La levadura de cerveza fortalece las defensas, ayuda a metabolizar las grasas y carbohidratos y equilibra los niveles de glucosa en sangre, siendo un alimento admitido en las dietas de las personas diabéticos. Además, ejerce un efecto regenerador de la flora intestinal (bacterias buenas).

    La levadura de cerveza también se ha constatado que es un buen protector del hígado (protector hepático por su contenidco en selenio, glutatión, colina o vitaminas del grupo B), por lo que no hay que descartarla como un buen aliado en las dietas depurativas.

    Al ser baja en sodio, las personas hipertensas también pueden tomarla.

    Y si padeces problemas de estreñimiento, la levadura de cerveza también te puede ayudar. En este caso, añade una cucharadita a las comidas para conseguir un aporte extra de fibra que ayude a regular el tránsito intestinal.

    La levadura de cerveza la encontramos de distintas formas, en polvo, en copos o en cápsulas. Si optamos por las primeras opciones, la levadura de cerveza se debe tomar a lo largo del día, espolvoréandola en las comidas principales (2-3 cucharadas al día). Si la tomamos en cápsulas o suplementos, seguir las indicaciones del prospecto. Se puede añadir a un buen número de platos, como ensaladas, sopas, cremas, salsas, batidos o zumos.

    También te puede interesar: El aceite de argán también se puede comer, descubre sus beneficios y toma nota de los beneficios del tempeh para tu salud.

    596

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares