Navidad 2016

Bolsillo ácido: ¿Qué es y qué hacer para evitarlo?

Bolsillo ácido: ¿Qué es y qué hacer para evitarlo?

Bolsillo ácido: ¿Qué es y qué hacer para evitarlo? Detrás de este particular nombre es esconde una patología que produce acidez estomacal y que aparece justo después de comer. No solo ciertos alimentos nos hacen más vulnerables, desde el chocolate a los grasos y picantes, sino también hábitos, como el fumar, el consumir bebidas alcohólicas, comer justo antes de irse a dormir, el estrés o el exceso de peso.

por en Alimentación, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:

    bolsillo acido

    Bolsillo ácido: ¿Qué es y qué hacer para evitarlo? Detrás de este curioso nombre, bolsillo ácido del estómago (acid pocket), se esconde una dolencia que produce acidez estomacal y que se manifiesta después de comer. Pero no solo ciertos alimentos, como el chocolate, el café o los picantes, pueden provocar la aparición del reflujo gastroesofágico, sino también otros hábitos como fumar, el consumo de bebidas alcohólicas, el comer poco antes de irnos a dormir e, incluso, el exceso de peso.


    La dolencia se localiza en el estómago, justo en la parte superior, en el punto de unión entre el estómago y el esófago. Sin embargo, en el caso de los pacientes diagnosticados de hernia de hiato, la dolencia se puede desplazar y traspasar esa frontera entre estómago y esófago, produciendo entre síntomas inflamación y ardores. El bolsillo ácido, tal y como explican desde la Asociación Española de Gastroenterología, es una patología crónica que se caracteriza por las molestias que provoca el paso del contenido ácido del estómago al esófago y que aparece justo después de comer. Precisamente, la alimentación juega un papel fundamental en su prevención y tratamiento, siendo aconsejable evitar o reducir el consumo de determinados alimentos o bebidas que pueden favorecer la acidez estomacal. Entre los alimentos, el chocolate, la menta, la cafeína, los alimentos picantes, condimentados y grasos. Entre las bebidas, las que contienen alcohol, el cual junto al tabaco se considera un irritante.

    Pero no solo debemos cuidar lo que comemos, sino también cuándo lo comemos, siendo aconsejable hacer la última comida del día entre dos y tres horas antes de irnos a dormir. Tal y como señalan los especialistas, es aconsejable además tomar raciones más pequeñas.

    Y a la hora de descansar, mejor dormir recostado sobre el lado izquierdo.

    Otros consejos para paliar esta dolencia es evitar el consumo de tabaco, el exceso de peso (sobrepeso u obesidad), eludir el estrés, evitar realizar movimientos que aumenten la presión abdominal, evitar ropa demasiado ajustada y, en los casos en los que así lo prescriba el médico, seguir un tratamiento para combatir el reflujo. A día de hoy se cuenta con fármacos eficaces que ayudan a desplazar el ácido para alejarlo del esófago, evitando de esta manera el reflujo, como es el caso del alginato de sodio.


    Se estima, según datos médicos, que en torno al 15% de la población padece bolsillo ácido de estómago. Para disminuir los síntomas, tal y como hemos señalado, la dieta juega un papel esencial. Una dieta en la que, entre otros consejos, podemos apostar por sustituir la leche entera por desnatada, reduciendo el consumo de grasas. Las verduras deben ganar protagonismo en la dieta (también en forma de ensaladas, y mejor aderezadas con aceite de oliva), al igual que las frutas (las manzanas, por ejemplo, ayudan a bloquear el ácido en el estómago) y los cereales. En cuanto a las carnes, mejor optar por las que tienen menos grasas.

    La hidratación también es importante, por eso es aconsejable aumenta el consumo de agua y sustituir las bebidas con cafeína por descafeinadas.

    715

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares