Navidad 2016

Bronceado: Conoce tu fototipo para tomar el sol

Bronceado: Conoce tu fototipo para tomar el sol

Bronceado: Conoce tu fototipo para tomar el sol. Si quieres que este verano sea diferente y tomar el sol de manera responsable, el primer paso es conocer tu fototipo, ya que, de esa manera, podrás saber los pasos adecuados para tu piel.

por en Piel, Salud de Mujer, Bronceado, Consejos Belleza
Última actualización:
    Bronceado: Conoce tu fototipo para tomar el sol

    Bronceado: Conoce tu fototipo para tomar el sol. Todos esperamos el verano con impaciencia para correr a la playa, a la piscina o a cualquier otro lugar para tomar el sol y ponernos morenos. Broncearnos es una de las metas del verano pero, como todos los organismos de salud nos repiten año tras año, es muy peligroso. Las exposiciones al sol se deben hacer de manera responsable si no queremos enfrentarnos a las terribles consecuencias que provocan los rayos del sol en nuestra piel. Para conseguir este “bronceado responsable” no es suficiente con darte crema antes de tomar el sol, necesitas conocer tu fototipo.

    El fototipo es la resistencia o capacidad que tiene nuestra piel para asimilar o resistir la luz solar. Viene determinado por las características de nuestra melanina, la tendencia a sufrir quemaduras solares y el color de nuestro pelo y de nuestra piel.

    Para un cuidado adecuado de la piel en verano, así como para una correcta hidratación, conviene saber cuál es nuestro fototipo de piel. En internet puedes encontrar cuestionarios con los que sabrás de manera detallada a qué grupo perteneces, pero puedes irte haciendo una idea de cuál es el tuyo con esta clasificación.

    Si quieres prevenir el envejecimiento de la piel y otros trastornos provocados por la acción del sol en nuestra piel e, incluso, si buscas hacer tu bronceado más duradero, debes tener en cuenta las siguientes indicaciones.

    Según cuál sea nuestro prototipo de piel, deberemos tomar unas medidas u otras a la hora de exponernos al sol.

    • Fototipo I: Son las personas pelirrojas con la piel de aspecto lechoso y con pecas. Muy rara vez se broncean y su piel tiene tendencia a enrojecerse y a quemarse. Es necesaria protección total.
    • Fototipo II: Lo tienen las personas rubias de piel clara. Este tipo de piel sí que se broncea, aunque muy levemente y tiene también una tendencia constante a las quemaduras.

      La protección necesaria es alta.

    • Fototipo III: Aquellas personas con una piel que varía entre clara y mate y su pelo tiene tonos castaños. La tendencia a las quemaduras es moderada y se broncean de manera progresiva pero sí alcanzan un tono oscuro. La protección que deben aplicarse es media.
    • Fototipo IV: Personas con el pelo castaño muy oscuro y piel mate. Se broncean muy rápido y bien y normalmente no tienen quemaduras. La protección indicada es baja.
    • Fototipos V y VI: Es el fototipo de las personas de raza negra o de algunos asiáticos cuya piel es muy oscura y tienen el pelo negro. Las quemaduras son excepcionales, aunque conviene que sí se den protección. Es suficiente con una muy baja.

    Es importante que, sea cual sea el fototipo de tu piel, prepares correctamente la piel para el verano antes de plantearte empezar a tomar el sol.

    599

    ESCRITO POR PUBLICADO EN PielSalud de MujerBronceadoConsejos Belleza

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares