Navidad 2016

Caídas y desmayos: ¿Qué hay detrás?

Caídas y desmayos: ¿Qué hay detrás?

Hay caídas repentinas pero no tan inofensivas como pudiera parecer. La casualidad, en salud, no existe, así que no conviene subestimar las caídas y desmayos, ya que detrás puede haber un problema de salud. Descubre a qué se deben.

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Última actualización:
    Caídas y desmayos: ¿Qué hay detrás?

    ¿Últimamente has tenido más de una caída inexplicable?, ¿te sientes mareada y a punto de desmayarte? No es un síntoma sin importancia, sino todo lo contrario. Conviene prestarle atención porque puede ser una señal inequívoca de que algo no va bien en nuestro organismo. Vamos a ver, a continuación, cuáles son las causas más comunes de las caídas y desmayos.

    1. Deshidratación: Perder tan solo el 2% de la reserva hídrica de nuestro cuerpo produce dolor de cabeza, y también puede hacer que seamos más proclives a los mareos y caídas. Además, la pérdida de líquido -por beber poco agua, sudoración excesiva…- puede conllevar un descenso de la tensión arterial, desorientación e inestabilidad. Es fundamental tomar, al menos, 8 vasos de agua al día.
    2. Hipoglucemia: La glucosa es fundamental para que el organismo funcione correctamente, y entre ellos el cerebro. Cuando se produce una bajada de la glucosa, por debajo de los 50-60 mg/dl, pueden aparecer síntomas como visión borrosa, sudores, mareos. La hipoglucemia debe ser diagnosticada y tratada, ya que si no se corrige puede derivar en desmayos, caídas e, incluso, en los casos más graves producir un estado de coma. La hipoglucemia puede aparecer si estamos demasiadas horas sin comer, por una carencia hormonal o por abuso de alcohol. Si tienes tendencia a bajadas de azúcar, lleva siempre encima un caramelo.
    3. Problemas de visión: La pérdida de agudeza visual, la aparición de cataratas o los problemas para adaptarse a la oscuridad pueden terminar en caídas.

      En este caso, hay que acudir a una revisión al oftalmólogo para determinar cuál es el problema.

    4. Problemas de oído: Las alteraciones de oído pueden provocar mareo, sensación de vértigo y caídas. Consulta a tu médico, porque descuidar la salud de los oídos puede pasar factura.
    5. Esguince mal curado: El esguince, cuando no se cura bien, puede dar problemas a la larga, y uno de ellos es la mayor vulnerabilidad a caerse y a sufrir un nuevo esguince. Esto es debido a una alteración en el reconocimiento de la posición de la articulación.
    6. Hipotensión: Tener la tensión arterial baja puede provocar mareos. La hipotensión afecta al cérebro y a otros órganos, al no recibir suficiente sangre (oxígeno y nutrientes).
    7. Síncope vasogal: Una leve pérdida de conciencia, precedida de un mareo, que puede darse ante emociones extremas o situaciones tan usuales como toser u orinar. En estos casos, se produce una estimulación del nervio vago y una reducción de la frecuencia cardíaca, que dilata los vasos sanguíneos reduciendo la sangre que llega al cerebro.
    8. Efecto secundario de determinados medicamentos: Fármacos como los ansiolíticos, antidepresivos, analgésicos, antidiabéticos o antihistam´niicos pueden tener, entre sus efectos secundarios, una sensación de desmayo o caída.

    También te puede interesar: 10 síntomas de salud que no debes pasar por alto y todo sobre los mareos: síntomas, causas y remedios naturales.

    648

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares