Navidad 2016

Cálculos renales: La dieta, clave para evitar su formación

Cálculos renales: La dieta, clave para evitar su formación

Cálculos renales: La dieta, clave para evitar su formación. Los cálculos renales y arenillas son uno de los trastornos más frecuentes del aparato urinario. La alimentación juega un papel esencial, no solo para evitar su formación, sino para ayudar a combatir los síntomas una vez que se han formado las conocidas como piedras en el riñón.

por en Alimentación, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, alimentación sana, Consejos Salud
Última actualización:

    dieta calculos renales

    Cálculos renales: La dieta, clave para evitar su formación. Los cálculos renales y arenillas son una de los trastornos más frecuentes del aparato urinario. ¿Se pueden prevenir? Sí, y de una manera muy natural, a través de la dieta, la cual además de ser equilibrada, debe ir acompañada de una correcta hidratación, fundamental para mejorar la función de los riñones. Y es que precisamente una dieta pobre en líquidos y baja en fibra son dos de las causas dietéticas que puede provocar la aparición de cálculos renales.


    ¿Qué son los cálculos renales? Se pueden definir como depósitos de sustancias (generalmente sales minerales) que, aunque normalmente se encuentran disueltas en la orina, pueden acumularse en el riñón y provocar la aparición de lo que conocemos como arenilla. Ésta se expulsa de manera natural a través de la orina, pero cuando esta arenilla aumenta de tamaño aparecen los temidos cálculos renales o piedras en el riñón. Los cálculos renales pueden interferir en el normal funcionamiento de este órgano. Los cálculos más comunes son los que están formados por ácido úrico o por oxalato cálcico.


    La dieta no solo un juego un papel fundamental en la prevención de éste y otros problemas de salud, sino que los hábitos dietéticos están directamente relacionados con la formación de cálculos renales. Ingerir pocos líquidos, así como llevar una dieta pobre en fibra y, al tiempo, demasiado rica en proteínas, sal y oxalatos (sales minerales que se encuentran presentes en algunos vegetales), puede favorecer su aparición. Pero hay más factores de riesgo, como los antecedentes familiares, la administración de algunos medicamentos o algunas alteraciones propias del riñón.

    Por lo que respecta a la prevalencia de esta patología, la más frecuente relacionada con el aparato urinario, es de tres hombres por una mujer.

    Aunque en la mayoría de los casos, los cálculos renales se expulsan a través de la orina, en otros es necesario realizar una intervención ya que los cálculos pueden depositarse en el riñón o en las vías urinarias, bloqueando el flujo de la orina y provocando dolor, entre otros problemas.

    Seguir una dieta equilibrada y aumentar la ingesta de agua son dos claves esenciales para evitar la formación de piedras o cálculos renales. Con una mayor volumen de orina al día se reduce la concentración de sales y se facilita el arrastre de las arenillas. Expulsar la orina es un proceso fundamental para eliminar los productos de desecho. Con un buen aporte de agua, mejora la función de los riñones, la sangre se depura mejor y se reduce el riesgo de que se formen cálculos renales.


    Además de las recomendaciones para seguir una dieta equilibrada y sana, la fitoterapia (plantas medicinales) también nos ofrece algún aliado natural interesante para ayudar a la reducción y eliminación de los cálculos o arenillas, ayudando al tiempo a prevenir que se formen de nuevo. Es el caso, por ejemplo, de la planta denominada herniaria. Al saúco y a la cola de caballo también se le atribuyen propiedades diuréticas.

    708

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de Mujeralimentación sanaConsejos Salud

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares