Calor y hemorroides: Consejos para su alivio

Calor y hemorroides: Consejos para su alivio

El calor puede ser un mal compañero de las hemorroides, ya que aumenta su tendencia a la inflamación. ¿Cómo aliviar las molestias?

por en Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud
Ultimo aggiornamento:

    Las hemorroides, también denominadas almorranas, son una patología proctológica mucho más común de lo que pensamos. De hecho, según datos médicos, afecta a entre un 30 y un 50% de la población, mayoritariamente entre los 45 y los 60 años. Las hemorroides están formadas por tejido ubicado en la zona más interna del ano, con múltiples vasos sanguíneos y fibras elásticas. Pueden ser internas o externas, y sus síntomas más comunes son picor, dolor al sentarse, sangrado junto con la deposición o en la limpieza tras la misma, así como la aparición de nódulos o protuberancias.

    El calor puede hacer que las hemorroides den más problemas o resulten más molestas. El calor favorece el aumento de la vasodilatación, pudiendo causar hinchazón e irritación. Hay otras causas indirectas que también influyen en la mayor prevalencia de las molestias en los meses de más calor, tales como el estreñimiento, frecuente sobre todo en los viajes, y que provoca la congestión pélvica y dilatación del plexo hemorroidal. No menos insidiosos, en este sentido, son los episodios de diarrea repetidos en el tiempo. La materia fecal líquida, muy ácida, puede irritar e inflamar las hemorroides causando síntomas más o menos molestos, como dolor, sangrado al prolapso, o la relajación de apoyo del tejido conectivo .

    El estreñimiento y la diarrea son sólo algunas de las causas de la inflamación hemorroidal. La aparición de la enfermedad, de hecho, está relacionada con numerosos factores, algunos de los cuales tendemos a subestimar y a no prestar la debida atención. En los meses de verano, o cuando las temperaturas empiezan a subir, es más habitual salir de viaje y realizar trayectos mucho más largos, lo que nos obligará a permanecer sentados durante más tiempo, una postura que implica ciertos riesgos si padecemos o somos propensos a tener problemas de hemorroides.

    Además, los asientos de automóviles y motocicletas, que son extremadamente calientes, pueden contribuir a la aparición de edema o hinchazón, con el empeoramiento de los síntomas asociados con las hemorroides.

    Por otra parte, el verano es una época que invita a salir más al aire libre y a practicar deporte. Sin embargo, algunas disciplinas deportivas como el ciclismo pueden favorece la irritación de las hemorroides.

    Si algunas actividades físicas como el ciclismo, la equitación y el levantamiento de pesas, son poco recomendables en caso de hemorroides, hay otros que ayudan a mejorar el tono muscular en la zona pélvica, lo que resulta eficaz tanto a nivel preventivo como curativo. Entre ellos el caminar y hacer ejercicio suave.

    Otro aspecto importante es la dieta, en la que deben primar a los alimentos ricos en fibra como frutas, verduras, granos integrales y yogur, y los alimentos con fermentos lácticos. De igual manera, hay que recordar la importancia de una correcta hidratación, aumentando la ingesta de agua para suavizar aún más las heces. Para aliviar el malestar, se recomienda el uso de cremas y gelestópicos, capaces de promover la repitelización de la piel y las mucosas.

    También te puede interesar: Dieta para hemorroides internas: Alimentos adecuados y prohibidos y todo sobre las hemorroides: causas, síntomas y tratamiento.

    701

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerConsejos Salud Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares