Navidad 2016

Cáncer colon: Metástasis, la respuesta está en las células sanas

Cáncer colon: Metástasis, la respuesta está en las células sanas

Cáncer colon: Metástasis, la respuesta está en las células sanas. Nuevas pistas sobre uno de los tumores más frecuentes, segunda causa de mortalidad en el mundo, y que llegan de la mano de los investigadores españoles, los cuales han desvelado el importante papel que desempeñan las células sanas en la expansión del tumor a otro órgano como el hígado.

por en Cáncer, Enfermedades frecuentes, Investigaciones Médicas, Prevención, Salud de Mujer
Última actualización:

    cancer colon investigacion

    Cáncer de colon: Metástasis, la respuesta está en las células sanas. El hallazgo, con sello español, aporta nuevas respuestas a la expansión y desarrollo del cáncer de colon. No es la primera vez que la investigación presta atención en el papel que juegan las células sanas, centrándose en la metástasis del cáncer de colon hacia el hígado, la más frecuente. Hasta ahora, tal y como han explicado los autores del estudio, el diagnóstico de la metástasis se centraba en las células tumorales. Con estos resultados, se da un importante giro.


    Examinar más la tierra. Con esta metáfora explican los investigadores las nuevas pistas sobre el desarrollo de metástasis en un diagnóstico de cáncer de colon, uno de los más frecuentes. El hallazgo, fruto del trabajo del Centro de Investigación Biomédica (IRB) de Barcelona, constata el importante papel que desempeñan, no solo las células malignas, sino las sanas, en el desarrollo de la metástasis en este tipo de tumores. Metástasis cuyo principal destino suele ser otro órgano, el hígado. Células sanas que rodean el tumor (estroma).

    El detonante para que las células malignas crezcan, se dividan y expandan es una molécula denominada TGF-beta, la cual interviene en el crecimiento celular. Hace cuatro años, en 2008, otro de los investigadores del IRB y que también participa en la investigación llevada a cabo ahora, ya avanzó el papel que juega esta molécula en la aparición de metástasis en otro tipo de tumor, el de mama, el más frecuente entre las mujeres.

    En esta ocasión, la investigación se ha centrado en otro tipo de tumor, contando con la participación de más de 340 pacientes diagnosticados de un cáncer de colon. El objetivo era hallar y ponerle nombre a los mecanismos que provocan del desarrollo de metástasis hacia el hígado.

    Así, tal y como explican los autores de este trabajo (publicado en la revista Cancer Cell), cuando las células madre tumorales alcanzan el hígado, liberan la molécula TGF-beta, a lo que las células sanas suelen responder liberando otras moléculas. Y es precisamente ahí, en esta parte del mecanismo, donde reside gran parte de la respuesta que buscaban los investigadores. Y es que en ese momento, cuando las células malignas llegan a su nueva ubicación, también liberan otra molécula, interleucina 11 (IL11), capaz de conferirle las propiedades y la protección necesaria para sobrevivir y expandirse en el nuevo órgano.

    Los resultados no dejan lugar a dudas. En más del 85% de los casos estudiados, la molécula TGF-beta fue la responsable de colonizar el tejido sano y, por tanto y siguiendo la metáfora, abonar la nueva ubicación para el desarrollo de la metástasis. Pero hay que tener en cuenta, y así lo subrayan los investigadores, que en un 10-15% de los casos de pacientes, las células malignas fueron incapaces de corromper o contaminar a las células sanas. En estos casos, al no padecer metástasis y ser menos vulnerables a las recaídas futuras, los investigadores consideran que se podrían evitar los tratamientos menos agresivos.

    Resultados de un estudio con sello español (con la colaboración además de los hospitales Sant Pau, Clínic y Mar de Barcelona) que abren la puerta a nuevas vías de investigación tanto en el diagnóstico como en el tratamiento del cáncer de colon. En el caso del diagnóstico, conocer el papel de las células malignas y de las células sanas permitirá adelantarse a los riesgos de metástasis, es decir, se podrá calibrar si el riesgo es mayor o menor. De hecho, los investigadores ya han apuntado la posibilidad de diseñar un test específico de detección de metástasis y, a partir de ahí, adaptar el tratamiento de manera mucho más precisa al diagnóstico. Recordar que el cáncer de colon es la segunda causa de mortalidad en el mundo. En torno al 30-40 por ciento de los pacientes desarrollan metástasis, sobre todo de hígado y pulmón.

    830

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerEnfermedades frecuentesInvestigaciones MédicasPrevenciónSalud de Mujer

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares