Navidad 2016

Cáncer de mama: Beneficios del pilates

Cáncer de mama: Beneficios del pilates

Cáncer de mama: Beneficios del pilates. Ayudar a la recuperación física y emocional, recuperar el equilibrio corporal y evitar la aparición del linfedema, una inflamación del brazo del lado en que se ha realizado la intervención quirúrgica tras el diagnóstico del cáncer de mama y que puede reducir severamente la movilidad. Son los objetivos prioritarios y los beneficios que puede reportar el pilates en la rehabilitación de las mujeres diagnosticadas de uno de los tumores femeninos más frecuentes.

por en Cáncer, Enfermedades frecuentes, Prevención, Salud de Mujer, Cáncer de pecho, Consejos Salud, Pilates
Última actualización:

    pilates cancer de mama

    Cáncer de mama: Beneficios del pilates. Una técnica beneficiosa para la recuperación de la mujer diagnosticada de uno de los tumores femeninos más frecuentes, el cáncer de mama, y en concreto para ayudar a la recuperación física tras una intervención y disminuir los riesgos del linfedema, inflamación del brazo que puede mermar su funcionalidad. El pilates, como ejercicio físico, reporta además beneficios a nivel emocional y puede ser uno de los mejores aliados para la rehabilitación y recuperación tras someterse a una cirugía de cáncer de mama.


    Tras el diagnóstico, comienza una batalla que se puede ganar. El cáncer de mama es uno de los tumores más frecuentes entre las mujeres, siendo la detección precoz la mejor aliada para plantarle cara desde sus fases iniciales. La mejora del diagnóstico y el tratamiento siguen dando pasos importantes con el objetivo de beneficiar la calidad de vida de las pacientes. Un tratamiento y una recuperación, tras someterse a una intervención oncológica, que parece haber encontrado un aliado en el pilates, una técnica que ayuda a la recuperación física y a disminuir la aparición del linfedema, inflamación de uno de los dos brazos, en función del lado en el que se ha realizado la intervención quirúrgica o cirugía. Un trastorno asociado que puede disminuir la movilidad del brazo, mermando su capacidad para realizar actos cotidianos como el peinarse o abrocharse una prenda.

    Según datos médicos, entre el 25 y el 40% de las mujeres con cáncer de mama que se han sometido a cirugía y posteriormente a tratamiento de radioterapia, desarrolla un linfedema. Recuperar la movilidad y funcionalidad plena, al tiempo que se trabaja la parte psicológica de la paciente, es el objetivo de los ejercicios físicos específicos del pilates, tales como la realización de suaves movimientos que se coordinan con la respiración.


    La técnica del pilates dirigida específicamente a la recuperación de las mujeres con cáncer de mama, se viene impulsando en los últimos años desde Estados Unidos a través del denominado Pink Ribbon Program, el cual también ha comenzado a llegar a nuestro país. De hecho, en Madrid, el Grupo Español de Pacientes de Cáncer, GEPAC, ya aplica esta técnica a través de talleres gratuitos. Su objetivo es mejorar, a través del ejercicio, la movilidad de los brazos y hombros, el equilibrio corporal, aumentar el bienestar físico y psicológico, reducir los riesgos del linfedema y, en resumen, mejorar la calidad de vida de las mujeres con cáncer de mama.

    La toma de contacto con la técnica del pilates y la realización de los ejercicios ayuda a la mejoría física y emocional del paciente, ya que no hay que olvidar que el pilates nos reporta los beneficios que ya de por sí incluye la práctica de ejercicio físico de una manera regular. Ejercicio que nos ayuda a reducir la ansiedad, tensión o depresión que suele aparecer tras el diagnóstico e intervención de un cáncer de mama. El ejercicio físico ayuda a liberar tensiones y a sentirnos más relajados. En otras palabras, el ejercicio físico reporta energía positiva.


    Una de las consecuencias del diagnóstico de cáncer de mama es el impacto sobre la imagen y la feminidad de las pacientes. El ejercicio físico y, en concreto, el pilates, ayuda a mejorar la percepción de su imagen, al tiempo que no hay que olvidar que esta técnica se practica en grupo, lo que fomentará los lazos entre las mujeres como un apoyo para superar los obstáculos emocionales que conlleva el cáncer de mama.

    806

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CáncerEnfermedades frecuentesPrevenciónSalud de MujerCáncer de pechoConsejos SaludPilates

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares